Calzadas en mal estado

Calzadas en mal estado

Vecinos denuncian el mal estado que presenta el pavimento en diferentes puntos del barrio de la Trinidad y alrededores

José Manuel Alday
JOSÉ MANUEL ALDAY

Son varios los vecinos que se dirigen al periódico para quejarse del mal estado que presenta la calzada en diferentes puntos del barrio de la Trinidad y alrededores. Una de las quejas se refiere en concreto al pésimo estado del pavimento en la calle Don Juan de Austria, a la altura del número 39, donde, según afirma un ciudadano, «hay un bache descomunal», algo que se puede apreciar perfectamente en la imagen superior.

Este no es el único lugar que se encuentra en mal estado de esa importante vía que comunica la zona del Hospital Civil con el centro de la ciudad. El resto de esta avenida presenta también una calzada muy deteriorada, con numerosos baches, grietas y desperfectos.

Un poco más abajo, ya en la calle Jaboneros, la situación del pavimento es también pésima, pues el adoquinado de esta calle se encuentra en muy mal estado y existen zonas donde los adoquines están levantados y se mueven al paso de los vehículos, algo que sufren en especial las motos que circulan por allí, con un riesgo grande para los motoristas de perder el equilibrio en cualquier momento.

También de la Trinidad nos llega otra queja del peligroso socavón existente en la calle Malasaña, a la altura del número 17. Un bache que permanece allí pese a los retiterados requerimientos que asegura un vecino ha realizado al Ayuntamiento para que lo tape antes de que pueda ocasionar un accidente si un motorista o un ciclista mete una de las ruedas de su vehículo en el socavón. O que cualquier peatón despistado cruce la calle por ese punto y meta un pie en el boquete.

Parece evidente que se hace necesaria una intervención de los equipos de mantenimiento municipales en esos lugares. ¿O habrá que esperar a que pase por estas calles la Vuelta Ciclista el año que viene como ha pasado con parte del Camino Nuevo?

Calles sucias

Un vecino del distrito de Cruz de Humilladero envía una serie de fotografías al periódico para quejarse de la suciedad que hay en algunas calles de este barrio. En concreto se refiere a las calles «Iznate, Casarabonela y alrededores», de donde envía fotografías en las que se aprecian las aceras sucias, con marcas y chorreones que son más visibles junto a los contenedores, bastante sucios también, y sobre todo bajo las papeleras y los postes, en lo que hace suponer se trata del rastro dejado por los perros al orinar. Un buen baldeo como se realiza en otras zonas quizás acabe con esa mala imagen y también con los malos olores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos