Una calle a medio arreglar

La acera de un lado de la calle Mimosas permanece con su pavimento antiguo en mal estado./
La acera de un lado de la calle Mimosas permanece con su pavimento antiguo en mal estado.

José Manuel Alday
JOSÉ MANUEL ALDAY

La calle Mimosas, en la urbanización Monte de Sancha, en la subida al Parador de Gibralfaro, se ha quedado a medio arreglar. Según un vecino, Fernando Grindlay, «se trata de una delicia de calle antes de que nos «visitara» el picudo rojo que nos dejó sin palmeras y paso diario de cientos de turistas en su visita al castillo». Según dice, a principios del mes de octubre comenzaron obras de mejora en la zona, con el cambio de solería en las aceras, tras realizar las oportunas canalizaciones e instalación del cableado diverso, luz, teléfono, ADSL, etc. «El jefe de obras nos dijo que por fin le había tocado a este barrio. Y tras terminar los trabajos en calle Olmos a finales de noviembre comienzan con los de calle Mimosas en su parte derecha, acometiendo nuevas canalizaciones y nuevo acerado. Sin embargo, de repente, unos días antes de Navidad, paran la obra y asfaltan de noche y en día festivo la calle a medio hacer, desmontan la caseta y se llevan toda la maquinaria y el material.

La otra acera de la misma calle ha sido remodelada.
La otra acera de la misma calle ha sido remodelada.

A día de hoy nadie sabe nada del asunto y nos encontramos con una calle asfaltada, con un acerado en su parte derecha de maravilla y con la parte opuesta que da pena verla. Los bordillos hundidos, el pavimento con las losetas rotas y con maleza, y un cableado «aéreo» tercermundista e impropio de una ciudad como la nuestra». Alguna explicación tendrá la interrupción de las obras en esa calle, porque no es normal que se ejecute la mejora del acerado de un lado y se deje tal cual está el otro. ¿Falta de presupuesto?, ¿problemas de la empresa constructora?. Hemos preguntado al Ayuntamiento pero hasta el momento no hemos conocido el motivo.

Túnel de Monte Dorado.
Túnel de Monte Dorado.

Túnel de Monte Dorado: felicitación a un motorista anónimo

Una lectora, Isabel Orihuela, quiere expresar su agradecimiento a un motorista anónimo que ayudó a regular el tráfico tras un accidente. Según escribe, «el viernes, sobre las 15 horas hubo una colisión múltiple (unos seis vehículos) en el túnel de Monte Dorado, dirección a la estación de servicio Galp de El Limonar, originando una retención de algunos kilómetros; llamé al 092 y me dijeron que ya tenían nota, lo que me sorprendió ya que no había ningún agente de la policía municipal ni en ese momento, ni media hora después cuando conseguimos pasar del punto en el que estaban los vehículos que entorpecían el paso; lo que sí nos encontramos en ese punto, con gran sorpresa, fue a un motorista que nos había adelantado varios minutos antes, que se había bajado de su moto y estaba en el centro de la carretera dirigiendo el tráfico, parando a los coches que venían en dirección contraria (tenían expedito el paso) para que pudiéramos circular los que estábamos retenidos. Por ello quiero felicitar a esa persona, que tomó la decisión de ayudar a resolver el problema, poniendo su tiempo e incluso poniéndose en riesgo en esos momentos plantándose en medio de la carretera con el peligro que conllevaba».