Los vecinos del Centro intensifican su campaña contra las terrazas

La plaza de Jesús Castellanos, una de las últimas denunciada por los residentes /SUR
La plaza de Jesús Castellanos, una de las últimas denunciada por los residentes / SUR

Los residentes del Centro Antiguo, Carretería y Centro-Sur Soho se alían para realizar las denuncias de forma conjunta

Juan Soto
JUAN SOTOMálaga

Ruido, ocupación excesiva de la vía pública, patinetes, despedidas de soltero salvajes... los residentes del Centro han intensificado sus protestas para denunciar los excesos e incumplimientos que aseguran padecer a diario por parte de los hosteleros y del Ayuntamiento. Si hasta la fecha las protestas salían de un colectivo concreto y se circunscribían al entorno de la 'almendra', nuevas asociaciones del Soho y de Carretería se han sumado a esta campaña contra las terrazas ilegales.

Los primeros en denunciar estos excesos han sido los responsables de la asociación de vecinos Centro Antiguo, que se han hecho unos verdaderos activistas y han convertido las redes sociales en su particular terreno de juego para dar más visibilidad a sus denuncias ante la falta de respuestas del Ayuntamiento. Tras ellos se han sumado la asociación de vecinos de Carretería y Andrés Pérez (para exigir que no se autoricen nuevas terrazas en el entorno) y el colectivo Centro Sur-Soho, que exige que no se concedan más mesas y sillas en Trinidad Grund. En esta última etapa también se han unido los miembros del colectivo Málaga Accesible.

Tras meses (o años) de denuncias de forma aislada, las diferentes asociaciones han cambiado de estrategia y han decidido atacar de forma conjunta para que sus denuncias tengan más repercusión. La última de ellas fue entregada ayer mismo para exigir al Ayuntamiento que deje libre de terrazas una franja de al menos 1,80 m. junto a la línea de las fachadas para no invadir el itinerario peatonal mínimo. Previamente también habían luchado para que el área de Vía Pública no acepte la instalación de nuevas terrazas en el entorno de Carretería y Álamos cuando el área sea reformada. «La unión hace la fuerza», esgrimen..

Los primeros en denunciar

En esta vorágines de denuncias, los primeros en abrir el camino fueron los responsables de la asociación de vecinos Centro Antiguo, que han encontrado en las redes sociales una forma de exponer a diario sus problemas. Aunque comenzaron de forma tímida y sólo poniendo unos cuantos tuits semanales, con el paso de los meses su presencia ha ido en aumento hasta el punto de que algunas de sus publicaciones se han convertido en virales, como el montaje que realizaron con el famoso o la videodenuncia de una ambulancia que no podía pasar por la calle Lazcano por la proliferación de terrazas (con unas 8.000 visualizaciones cada uno). Además, con estos vídeos han logrado captar la atención de los grupos políticos y poner sobre la mesa el debate sobre el futuro del Centro.

El vicepresidente de la asociación,, recuerda que empezaron a moverse en redes en noviembre de 2017 sin apenas saber cómo hacerlo y «prácticamente como un juego» y que desde entonces no han parado de utilizarlas porque se han dado cuenta de la repercusión que tienen sus mensajes. «Nos hemos dado cuenta de que y ya comprende nuestra problemática«. Entre sus últimos mensajes destaca la denuncia sobre el acopio de bombonas de butano de un restaurante en la plaza de Jesús Castellanos que incluso propició una intervención de la Policía Local.

Villén, que es una de las personas encargada de gestionar la cuenta de la asociación, explica que ellos no tienen intención de insultar a nadie sino denunciar la situación que padecen los residentes del Centro. Para ello tratan de aportar pruebas y adjuntar documentación de cada una de sus denuncias públicas. De hecho asegura que una de sus prioridades es que los usuarios y seguidores conozcan las ordenanzas vigentes y comprueben que no ponen cualquier cosa. «Sólo publicamos el 30% de lo que nos llega», confiesa.

Para ellos, las redes sociales -sobre todo Twitter- se han convertido en la mejor herramienta para llegar a los políticos de forma ágil, ya que en algunas de sus conversaciones suele intervenir la concejala del distrito Centro, , o el director del área de Sostenibilidad Medioambiental, . «Es de agradecer que quieran debatir con nosotros porque cuando llevan la razón se les reconoce y no pasa nada».

No es un problema real

A pesar de todo explica que las denuncias publicadas en redes también las están tramitando ya por Registro en el Ayuntamiento para que tengan constancia real de todo. «Muchas veces nos dicen que no se enteran por redes». A este respecto, desde el Ayuntamiento entienden que la forma de actuar de los vecinos no es más que unaal entender que la nueva junta directiva «está vinculada a un partido político». Es más, afirman que el problema de las terrazas y del ruido no son los temas que más preocupan a los vecinos del Centro, ya que estos aspectos no son los más reseñados en las diferentes encuestas que se hacen en la ciudad.

Tampoco parecen demasiado de acuerdo con estas denuncias los hosteleros de la capital. El presidente de la asociación Málaga Hostelería, , se limita a decir que no es cierto que el sector sea incumplidor como algunos se esfuerzan en tratar de demostrar. «Tenemos la conciencia muy tranquila porque somos los primeros en denunciar a los que no cumplen». Igualmente señala que siempre han tenido la mano tendida para colaborar con los vecinos pese a que no se encuentre esa vía en muchas ocasiones.

noticias relacionadas