El crucero de las vacas deja su aroma en Málaga capital

El barco, en el Puerto de Málaga./José Manuel Alday
El barco, en el Puerto de Málaga. / José Manuel Alday

El hedor se ha dejado sentir principalmente en el centro de la ciudad

José Manuel Alday
JOSÉ MANUEL ALDAY

Un olor a estiércol inundó este jueves parte del centro de la ciudad a primera hora de la tarde. La situación no pasó desapercibida para muchos ciudadanos que ya en mayo pasado se vivió una situación similar. Entonces se especuló con que el mal olor viniera de las alcantarillas y cañerías, tras las lluvias registradas en primavera. Pero las dudas quedaron disipadas cuando el propio Ayuntamiento, a través del Área de Sostenibilidad Medioambiental, y tras las numerosas llamadas que recibió de ciudadanos que preguntaban sobre el origen del mal olor, realizó gestiones y supo que éste procedía de un barco que había atracado en el puerto con ganado, tal y como recogimos en estas mismas páginas.

Este jueves sucedió lo mismo. El viento de suroeste esparció un hedor a estiércol en parte del centro de la ciudad. El mal olor llegó incluso a barrios situados más lejos del centro, como es el caso del barrio de la Victoria. «Huele fatal, a cuadra, como si hubieran pasado los caballos de la romería de la feria que van al Santuario de la Victoria o los rocieros con sus caballos y carretas», decía una mujer a primera hora de la tarde sorprendida en la calle Victoria.

Al poco se supo que el olor procedía del buque ganadero de bandera panameña Aldelta, que momentos antes acababa de atracar en el muelle 7 del puerto de la ciudad procedente de Brasil con vacas a bordo. El buque establo fue amarrado en ese muelle para tratar de evitar que el mal olor se extendiera por la ciudad, pero el viento lo expandió.

El Aldelta tenía previsto partir en las próximas horas rumbo a un puerto turco. Seguro que también allí dejará su impronta este 'crucero de vacas' que ayer nos visitó y cuyo pasaje viaja en las celdas de la estructura.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos