El Ayuntamiento reacciona a las críticas y erradica en un día los dos principales vertederos ilegales

Ventorrillo de las Cruces. El vertedero situado en el límite entre Campanillas y Puerto de la Torre fue retirado el martes./
Ventorrillo de las Cruces. El vertedero situado en el límite entre Campanillas y Puerto de la Torre fue retirado el martes.

Limasa retira 2,5 toneladas de residuos acumulados en el Ventorrillo de las Cruces y en el recinto ferial de Churriana tras la denuncia realizada por SUR

FRANCISCO JIMÉNEZ MÁLAGA.

El Ayuntamiento de Málaga se ha puesto manos a la obra para tratar de poner freno a la proliferación de vertederos y escombreras ilegales tanto en los polígonos industriales como en los distritos periféricos de la ciudad. A raíz del recorrido realizado por este periódico para constatar cómo la acumulación de residuos voluminosos se ha cronificado en diversas zonas de Campanillas, Puerto de la Torre y Churriana y en parques empresariales como los de Santa Bárbara, Villa Rosa y Málaga Nostrum, el Área de Servicios Operativos ha puesto en marcha un plan de choque que conlleva dos movimientos paralelos: uno sobre el terreno y otro en los despachos.

Por un lado, y como medida más urgente, en apenas 24 horas se han erradicado los dos puntos negros que más denuncias vecinales generan. Entre ambos sumaban 2,5 toneladas de residuos. Y por otro, se ha encargado a la Gerencia Municipal de Urbanismo que localice a los propietarios de los solares privados para iniciar un expediente en el que el primer paso será notificarles la obligatoriedad de mantener las parcelas limpias de escombros y advertirles de que, en caso contrario, se expondrán a ser sancionados (hasta 3.000 euros), además de costear la retirada de los residuos que acometa el Ayuntamiento de forma subsidiaria, tal y como recoge la ordenanza municipal.

Mientras tanto, el mismo martes (un día después del artículo publicado por SUR y cuando el PSOE anunciaba la presentación de una moción exigiendo la erradicación de estos vertederos ilegales) un equipo de Limasa se desplazó al Ventorrillo de las Cruces, justo en la confluencia del arroyo Piedra Horadada con el río Campanillas (al límite ya con el distrito de Puerto de la Torre), no sólo para retirar los más de 600 kilos de residuos acumulados junto a la parada del autobús que llega hasta Los Núñez, sino también para quitar los dos contenedores que había, ya que en la zona únicamente hay una vivienda y sólo servían para 'invitar' a empresas y particulares incívicos a desprenderse de sus desechos.

Del mismo modo, en la tarde de ayer también se procedió a sanear el vertedero incontrolado situado junto al recinto ferial de Churriana, donde las dos cubas instaladas para que se depositen los restos de poda solían estar rodeadas de muebles y escombros. Ambas fueron también retiradas junto a cerca de dos toneladas de basura. «Se trata de gente mal educada, ya que hay sitios para dejar los residuos y hacer las cosas bien», afirmaba la concejala de Limpieza, Teresa Porras, en referencia al vertedero de Los Ruices y al punto limpio habilitado en el polígono Guadalhorce (calle Hermanas Bronte), a los que los negocios (pagando una tasa de entre 11 y 23 euros por tonelada o fracción) y los ciudadanos de forma gratuita pueden llevar los restos de obra, muebles y demás enseres.

Asimismo, el Ayuntamiento continúa con la medida adoptada hace unas semanas de sustituir las grandes cubas de los parques empresariales por contenedores para evitar que sigan siendo un imán para los incívicos que quieren desprenderse de sus residuos voluminosos. La iniciativa surgió a propuesta de la propia Asociación de Polígonos Industriales de Málaga (Apoma) y arrancó en el polígono de San Rafael, mientras esta misma semana se ha hecho lo propio en el del Viso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos