El Ayuntamiento presenta las actuaciones para reducir la inundabilidad del río Guadalhorce

El ingeniero Manuel Aldeanueva, durante la presentación del estudio./Sur
El ingeniero Manuel Aldeanueva, durante la presentación del estudio. / Sur

Se trata de intervenciones 'blandas', de bajo coste, que pueden ser ejecutadas de manera inmediata al estar consensuadas con los técnicos de la Junta

Francisco Gutiérrez
FRANCISCO GUTIÉRREZ

Seis actuaciones, que se pueden ejecutar en año o año y medio a lo sumo, pueden dar solución a la paralización de muchos proyectos empresariales en los polígonos industriales, afectados por el nuevo mapa de riesgos de inundación que la Junta publicó en 2014 y que incrementó el periodo de retorno o seguridad frente a las crecidas del río a 500 años, por lo que muchos terrenos quedaron afectados por este riesgo y, por tanto, se paralizaron proyectos de inversión.

Para hacer frente a este problema, el Ayuntamiento de Málaga, a través de Promálaga, encargó un estudio para tratar de buscar soluciones a los problemas de inundabilidad del cauce bajo del río, desde el aeropuerto al puente de la MA-21 sobre el río Guadalhorce (puente de la Azucarera). El estudio, que ha sido realizado por la consultora Irtene, se ha presentado esta mañana en el Salón de los Espejos del Ayuntamiento ante alcaldes de la zona metropolitana, empresarios de los polígonos y responsables políticos.

El ingeniero Manuel Aldeanueva ha dejado claro que la solución definitiva al peligro de inundabilidad del río, para un periodo de retorno de 500 años, será la sustitución del puente de la Azucarera, una intervención que estaba prevista en las obras de encauzamiento pero que quedó sin ejecutar. Las actuaciones previstas en este plan son pues «transitorias», pues el puente actual no es compatible con las cargas hidráulicas previstas en el mapa de inundabilidad para un periodo de seguridad tan amplio.

Pero mientras se realiza esta importante inversión «algo tenemos que hacer», ha señalado el alcalde, Francisco de la Torre, durante la presentación del informe, porque «son muchas las empresas afectadas y las inversiones que se pierden por no poder construir en zona inundable».

Manuel Aldeanueva ha explicado que se han planteado varias intervenciones «respetuosas con el medio ambiente, de tipología 'blanda'». Así, sólo se prevén obras en la llanura de inundación, y no en el cauce de aguas bajas. Son también de rápida ejecución, y viables a corto plazo. El ingeniero ha calculado que el coste podría ser de unos 4 millones de euros, y el tiempo de ejecución material «más rápido que la elaboración de los propios proyectos». Se trata sobre todo de algunos movimientos de tierras y de recrecimiento de muros o taludes.

Tras los estudios topográficos e hidrológicos, los técnicos han propuesto seis medidas concretas. El recrecimiento de la margen izquierda del encauzamiento de los arroyos Prado de Jurado, de las Yeguas, Boticario y Pocapringue en su confluencia con el encauzamiento del río Guadalhorce; el acondicionamiento a su estado original del encauzamiento en el entorno del ferrocarril de cercanías Málaga-Fuengirola con la consiguiente retirada de acopios de material; la restauración del cauce de aguas bajas en el entorno del puente sobre el río Guadalhorce de la MA-21, a las condiciones del proyecto original; rebaje del cauce de aguas altas en las cercanías del puente de la MA-21, apertura total del segundo arco de avenida de la margen izquierda y descenso de la cota de las tuberías de saneamiento bajo el puente (tuberías de impulsión de la zona oeste de Málaga y Torremolinos); el recrecimiento de las motas de encauzamiento del río Guadalhorce aguas arriba del puente de la MA-21 y el recrecimiento del encauzamiento del arroyo de las Cañas en su parte final.

Sobre el coste y financiación de estos proyectos, el alcalde ha señalado que confía en el apoyo de la Junta de Andalucía, pero que también los inversores privados pueden aportar financiación pues «van a ver incrementado el valor de sus terrenos». Aún así, ha dicho que el Ayuntamiento podría aportar hasta la mitad del coste de las distintas intervenciones técnicas.

Al acto han asistido la delegada del gobierno de la Junta de Andalucía en Málaga, Patricia Navarro; el delegado provincial de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural, Fernando Fernández-Tapia; los alcaldes de Alhaurín de la Torre y Cártama, Joaquín Villanova y Jorge Gallardo, respectivamente; el presidente de la asociación de Polígonos de Málaga (APOMA), Sergio Cuberos; la vicepresidenta ejecutiva y secretaria general de la Confederación de Empresarios de Málaga (CEM), Natalia Sánchez, entre otros representantes de administraciones y colectivos.