El Ayuntamiento de Málaga ofrece espacio en los 'parkings' del Centro para los patinetes

Usuarios de patinetes de alquiler en el carril bici de Pedregalejo./Germán Pozo
Usuarios de patinetes de alquiler en el carril bici de Pedregalejo. / Germán Pozo

Smassa negocia con las operadoras de alquiler habilitar en la entrada de los recintos una zona reservada para estos vehículos, que no afectaría a los coches

FRANCISCO JIMÉNEZ y IGNACIO LILLOMálaga

La capital sigue trabajando para mitigar los efectos del aluvión de patinetes eléctricos de alquiler en las calles. La primera medida, que ha tenido éxito, fue habilitar 29 puntos de estacionamiento autorizado en la vía pública para evitar que los usuarios los dejen en las aceras (donde está prohibido aparcarlos). De forma paralela a la puesta en marcha de estos espacios reservados y señalizados en distintos puntos, tales como el Centro, los paseos marítimos, el Soho, Teatinos, Pedregalejo y Huelin, con capacidad para unos 500 vehículos (se estima que hay unos dos mil en total), el Ayuntamiento ha iniciado conversaciones con las empresas que ofrecen estos servicios de movilidad urbana para que los usuarios también puedan utilizar los 'parkings' públicos para coger o dejar los patinetes.

El objetivo de la medida es que, una vez que los usuarios estacionen su coche, tengan a mano un patinete para desplazarse. En definitiva, que los aparcamientos sirvan como intercambiadores modales de transporte, además de lo que supone como apuesta por ampliar los espacios reservados para estas marcas, a tenor de que el medio millar de plazas actual resulta insuficiente para cubrir la oferta.

Sólo una marca de alquiler de este tipo de vehículos podrá operar dentro de cada recinto

La propuesta, que partió de la Sociedad Municipal de Aparcamientos (Smassa) durante las reuniones que se mantuvieron antes de Semana Santa entre las compañías y el Área de Movilidad para regular la actividad en la ciudad, está siendo trasladada estos días a las principales operadoras presentes en la ciudad. Consiste en habilitar en los recintos situados en el perímetro del Centro (Marina, Salitre, Andalucía, Camas y Alcazaba) un espacio delimitado para unos 20 vehículos, cada uno. ¿Dónde? En el 'hall' o distribuidor de cada edificio, por lo que en ningún caso interferirán en el paso de los coches.

De hecho, una de las condiciones que la empresa municipal está poniendo sobre la mesa es que los patinetes no podrán en ningún momento circular por el garaje y que sólo se puedan activar o desactivar dentro de su zona reservada. Para ello, las compañías tendrían que adaptar sus aplicaciones para móvil de manera que se incluyan estos espacios como puntos de recogida y de aparcamiento; de forma que no sea posible ponerlos en marcha o dejarlos fuera de este área. En este sentido, precisamente para que no surjan problemas de conectividad, los vehículos no deberían estar en un piso inferior al menos uno. En esta misma premisa de que los patinetes no se mezclen con los coches, tanto la entrada como la salida del 'parking' sería por los accesos peatonales, y estaría prohibido usar las rampas con barreras.

Aunque la forma de plasmar este sistema queda pendiente de cómo evolucionen las conversaciones con los distintos operadores, la previsión es que se instale una sola marca por cada 'parking', con la que se suscribiría un contrato de alquiler cuyo montante también habrá que negociar, en caso de que haya interés.

Algunas de las marcas con las que ya ha contactado Smassa reconocieron que tienen la propuesta sobre la mesa y la están evaluando. Es el caso de Bird: «Queremos trabajar en las opciones para que los patinetes sean la mejor solución de movilidad en Málaga», comenta un portavoz de la compañía, y pone de relieve que podría servir para aumentar el parque de aparcamientos disponibles. De hecho, coincide con el resto de operadores consultados en que los espacios reservados por el Ayuntamiento son muy escasos para atender la oferta.