El Ayuntamiento limitará las terrazas y prohibirá los toldos en la Alameda

J. SOTO MÁLAGA.

El Ayuntamiento de Málaga va a limitar las terrazas y a prohibir los toldos en la renovada Alameda Principal. La Junta de Gobierno Local aprobó ayer el Plan Especial de Control del Aprovechamiento del Espacio Público en esta zona y avanzó que sólo permitirá un máximo de 40 terrazas a lo largo de la vía, lo que supondrá una ocupación de la calle de apenas el 2,5% del espacio peatonal.

Para fijar las bases de la ocupación en esta zona antes de que finalicen los trabajos, el equipo de gobierno ha detallado que las terrazas que allí se instalen deberán respetar una separación mínima de 180 centímetros sobre las fachadas de los edificios, tendrán un máximo de cuatro mesas y 16 sillas y se prohibirá la instalación de toldos verticales u horizontales, por lo que la sombra se proporcionará, en su caso, mediante sombrillas aisladas sin fijación de ningún tipo mediante elementos auxiliares anclados a suelo.

Para mantener la armonía en la zona y evitar problemas como en otras calles del Centro, el plan recoge la prohibición expresa de conceder autorización de uso a locales que no cumplan las normas de diseño de fachadas del recogidas en el Pepri Centro y obligará a los locales a instalar elementos de mobiliario (mesas, sillas y sombrillas) con las características especiales definidas en el Plan.

La Junta de Gobierno Local también aprobó la reforma integral del mercado de Huelin y la construcción de uno provisional por valor de 8,9 millones de euros, y disponer el inicio de la licitación para la concesión, mediante procedimiento abierto y con multiplicidad de criterios de adjudicación, de una parcela frente al Campamento Benítez para la implantación de un Planetario. En el caso del mercado, los trabajos se ejecutarán en dos fases y el mercado provisional se instalará en las calles Emilio de la Cerda e Infantes.