El arte de dar vida a tu personaje favorito: así fue el concurso de disfraces de Gamepolis