De árboles y podas (II)

De árboles y podas (II)

Los ejemplares de la ciudad han sido protagonistas esta semana a raíz de las caídas a consecuencia de las fuertes rachas de viento

José Manuel Alday
JOSÉ MANUEL ALDAY

Los árboles de la ciudad han sido protagonistas esta semana a raíz de la caída de cuarenta ejemplares el lunes pasado a consecuencia de las fuertes rachas de viento, lo que ha motivado comentarios de muchos ciudadanos al respecto. Milagrosamente no hubo que lamentar daños personales de gravedad, aunque varias personas resultaron heridas. Los responsables municipales han asegurado que las caídas de esos árboles y de sus ramas se debieron al fuerte viento que se registró ese día, que recordemos llegó a alcanzar los 100 kilómetros hora en algunas ocasiones. Un informe técnico incluido en el Plan Director de Arbolado del Área de Medio Ambiente constata que muchos de  los árboles que hay en la ciudad no son los más adecuados y pueden dar lugar a problemas. El documento que pone de relieve que en la capital hay que sustituir nada menos que 9.000 árboles por no ser de las especies adecuadas para los lugares donde se ubican o por no cumplir con las recomendaciones del informe de los expertos. Así que tras esta experiencia hay que sacar dos conclusiones: la necesidad de un mantenimiento de los árboles que hay en las calles de la ciudad, con inspecciones y podas periódicas para que no acaben convirtiéndose en un peligro, y la conveniencia de sustituir los ejemplares más problemáticos, algo que siempre genera polémica pero que a la vista de los informes técnicos está más que justificada.

En los últimos días, vecinos de El Palo y de Pedregalejo se han quejado de la falta de podas de los árboles en aquellas zonas y han solicitado un mantenimiento de los mismos para evitar posibles accidentes y molestias. En concreto un vecino de Pedregalejo reclamaba la poda de los plátanos de sombra de la avenida Juan Sebastián Elcano, que según indicaba no se podaban desde hacía cinco años. Una especie que no se adaptan bien a este clima y enferman, por lo que tarde o temprano serán sustituidos, como los del Paseo de los Curas. También en la barriada de El Palo los vecinos reclamaron la poda de los árboles. En la última reunión de la junta de Distrito, el presidente de la asociación de Vecinos Zona Popular pidió que se acometiera urgentemente la poda de los árboles porque estaban creando molestias al vecindario. El miércoles, unos operarios realizaron la poda de unas palmeras en la avenida Salvador Allende. Hay quien reclama se haga lo mismo en la calle Bolivia y también que se poden las palmeras existentes en la mediana del paseo marítimo Pablo Ruiz Picasso. La conservación de los árboles ya no es solo un asunto de estética y entra de lleno en el ámbito de la seguridad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos