Angus, el perro del alcalde, adicto a las hamburguesas

Angus, el perro del alcalde, adicto a las hamburguesas

El perro que ha paseado Francisco de la Torre fue abandonado y estuvo tres meses alimentándose de la comida que le daban los clientes de un restaurante de comida rápida

JUAN SOTOMálaga

Se llama Angus, por el guitarrista de AC/DC, aunque perfectamente podría serlo por el tipo de carne que llevan las hamburguesas de las que se estuvo alimentando durante unos tres meses. Angus es un perro mezcla de mastín que apenas tiene diez meses y que fue acogido por la asociación protectora Parque Canino San Miguel tras ser abandonado y atropellado en Vélez-Málaga. Hoy se ha convertido en protagonista absoluto de la Dog Party después de que el alcalde lo haya paseado por el Centro.

La historia de Angus la conoce a la perfección Mónica Manzano, voluntaria de la protectora y la persona que se lo encontró cojeando en una carretera del municipio axárquico. «Vi que movía con dificultad y buscaba comida en la basura por lo que paré el coche y lo metí ofreciéndole un trozo de bocadillo que me había sobrado».

Tras hacerle diferentes pruebas médicas comprobaron que el can tenía la cabeza del fémur fracturada, aunque por la falta de atención se le ha necrosado y necesita someterse a una operación. Por si fuera poco, el animal nació con una malformación y tiene un fémur diez centímetros más corto que el otro, por lo que tiene grandes dificultades para caminar. Inicialmente se operará el día 27, aunque tendrá que volver a operarse cuando termine de crecer.

Más allá de su historia traumática, la sorpresa se descubrió cuando comenzaron a buscar antecedentes del animal. Tras poner diferentes fotos del perro en redes sociales descubrieron que Angus llevaba tres meses viviendo junto a un restaurante McDonald's que hay en la zona y alimentándose a base de las hamburguesas que le daban los clientes y trabajadores. «Le habían puesto hasta nombre, le llamaban Trufo», recuerda.

Como esta protectora no tiene refugio, Mónica Manzano se lo va a quedar en su casa mientras encuentra un nuevo hogar. Y no, de momento no será la casa del alcalde, que sólo se ha encargado de darle un paseo durante la celebración de la Dog Party. «La familia que se lo quede debe comprometerse a hacerle la rehabilitación, y eso requiere un trabajo muy continuado». Igualmente están buscando dinero para poder operarle y seguir el posterior tratamiento. Sólo la intervención cuesta 700 euros, a lo que hay que sumarle el coste de los medicamentos.

Dog Party

Durante la celebración de la Dog Party, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, explicó que este tipo de eventos sirven para fomentar la tenencia responsable de animales y la adopción. Recordó que de momento ya se han realizado 31.000 análisis genéticos a un ritmo de 100 a la semana. «Queremos que los perros sean siempre queridos por todos», ha dicho.

En la misma línea, la responsable de la Protectora de Animales de Málaga, Carmen Manzano, recordó que la Dog Party es un acto solidario donde se junta al amor a los animales con la necesidad de hacerles parte de la ciudad de Málaga. «Málaga es un referente en el mundo animalista y debemos estar unidos contra el maltrato y el abandono».

Más