El alcalde insiste en que el nuevo hospital justifica el metro soterrado

SUR MÁLAGA.

El proyecto del gran centro médico de la capital, previsto en los terrenos del aparcamiento del Hospital Civil, en la trasera del recinto (por tanto, junto al trazado previsto para el metro en superficie) se ha convertido en fechas recientes en el principal argumento del alcalde, Francisco de la Torre, para oponerse a la solución acordada con la Junta en 2013, esto es, la llegada en subterráneo hasta la Alameda Principal; y el paso en superficie por Eugenio Gross y Blass de Lezo.

«Hay tiempo para la reflexión», volvió a defender ayer el regidor, en relación con la llegada del metro al Hospital Civil; e insistió en que la nueva dotación sanitaria prevista en esa zona es «una razón más para plantear un proyecto ambicioso en esta materia, a la altura de la Málaga del siglo XXI». Según el alcalde: «Tenemos que trabajar con una visión de futuro amplia».

Al respecto, sostuvo que el metro en superficie crearía «problemas de incompatibilidad». «No hay que olvidar que el nuevo hospital en la zona del Civil genera una razón más para plantear un proyecto ambicioso en esta materia a la altura de la Málaga del siglo XXI y tenemos que trabajar con una visión de futuro amplia».

De la Torre reiteró el compromiso que tiene el equipo de gobierno con los residentes. «Defendemos lo que creemos que es mejor para la ciudad, y lo que es pactado con los vecinos y no hacer nada en contra de ellos».

De la Torre se alinea una vez más con la plataforma vecinal que se opone al proyecto para llevar el metro a ras de calle, a pesar de que esta fue la solución acordada hace cinco años con el Gobierno andaluz y la concesionaria; y del hecho de que Fomento ya ha licitado los trabajos. En cualquier caso, el alcalde todavía no ha rubricado un decreto oficial que fije una posición en contra de esta infraestructura.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos