El alcalde tiene dudas sobre llevar el metro al Civil aunque sea soterrado

Aparcamiento del Civil, donde se prevé la construcción del nuevo hospital, clave para la llegada del metro. /Sur
Aparcamiento del Civil, donde se prevé la construcción del nuevo hospital, clave para la llegada del metro. / Sur

Aboga por aprovechar la red del suburbano cuando llegue a la Alameda y potenciar la intermodalidad con los autobuses de la EMT

Ignacio Lillo
IGNACIO LILLOMálaga

El alcalde de Málaga en funciones, Francisco de la Torre, tiene dudas sobre la conveniencia de prolongar el metro hasta el Civil, aunque sea soterrado. En cambio, aboga por aprovechar la red del suburbano que ya se ha construido o está próxima a terminar para potenciar la intermodalidad con los autobuses de la EMT, con formatos de 'metrobús' como el que ya opera en el Parque Tecnológico.

Aunque reconoce la necesidad de atender al previsible aumento de tráfico que genere el nuevo hospital que se construirá en los terrenos de la trasera del Civil (y que es uno de los principales argumentos de la Consejería de Fomento para retomar el proyecto de la prolongación del suburbano), De la Torre muestra sus suspicacias acerca de aspectos tales como la duración de las obras, la compatibilidad con las del centro sanitario «si tenemos levantado todo ese espacio», y mostró su preocupación acerca de «cómo se compagina la vida del distrito con esa obra compleja, a cielo abierto, y para minimizar esos efectos». Con todo, el regidor en funciones aseguró que con este mensaje no pretende poner ninguna pega, y recordó que si anteriormente lo rechazaba era porque los vecinos no querían que se hiciera en superficie. «Hacerlo soterrado por muros pantalla tiene los problemas que hemos visto en otras zonas de la ciudad, pero no tengo esa informacion ni el programa de obras, qué tiempo lleva de proyecto y cómo afectará a la plaza Manuel Alcántara (avenida de Andalucía)», después de años levantada.

Además

Apuesta por más 'metrobús'

El alcalde en funciones no escondió su preferencia por una fórmula que potencie la intemodalidad con el autobús, al estilo de la línea de 'metrobús' que ya presta servicio en el PTA y que mejorará cuando esté construido el carril Bus-Vao, y que se podría extender al Civil y a Puerto de la Torre. «Todo eso necesita un diálogo que no ha tenido lugar hasta ahora, hay que ver en qué contexto se plantea». En todo caso, a su juicio el proyecto de prolongación del tranvía hasta el polo tecnológico no sólo debe seguir, sino que es prioritario frente al de Eugenio Gross. En este punto, reconoció que las conversaciones entre la Junta y la sociedad concesionaria, Metro de Málaga (con la que existe un contrato firmado que incluye llegar al Civil) «pueden influir en el calendario».

«Hay que sacar el máximo partido a lo que ya se ha hecho y hacer una buena intermodalidad entre EMT y metro, y en esa línea hay que avanzar con la Junta y la concesionaria, para sacarle partido al esfuerzo ya realizado». Por ello, Francisco de la Torre defendió que, una vez finalizadas las obras y con el metropolitano en servicio hasta la Alameda, será el momento de «ver cómo se convierte en algo que produce muchos viajeros». Y ello, culminó, es compatible con el hecho de estudiar la dinámica de movimientos del nuevo hospital y la posibilidad de que necesite «una acción potente en materia de transporte público».