Alberto Montero se aparta de la carrera en Podemos por la Alcaldía de Málaga

Alberto Montero se aparta de la carrera en Podemos por la Alcaldía de Málaga

El líder de la formación en la capital y diputado en el Congreso renuncia a sus aspiraciones tras no lograr un «proyecto unitario»

Francisco Jiménez
FRANCISCO JIMÉNEZMálaga

Alberto Montero no será el candidato de Podemos a la Alcaldía de Málaga en las municipales del próximo 26 de mayo. Después de meditarlo hasta última hora (el plazo para la presentación de precandidaturas expiraba este domingo), el secretario general de la formación morada en la ciudad y diputado en el Congreso ha decidido apartarse de la carrera abierta en su partido para los comicios locales, donde ya hay dos candidatos que se la jugarán en un proceso de primarias a comienzos de febrero: la encabezada por Francisca Macías (afín a Pablo Iglesias) y la que promueve Luis Arias, actual miembro del Consejo Ciudadano Municipal (dirección local) y cabeza visible del sector crítico con la gestión de Montero al frente en la capital. Aun así, el aspirante que acabe liderando la candidatura de Podemos tendrá que someterse a otras primarias (previsiblemente antes de que acabe febrero) dentro del proceso de confluencia de la izquierda en la que también figuran otras seis organizaciones, entre ellas IU donde su actual portavoz en la Casona, Eduardo Zorrilla, figurará como candidato a ser el cabeza de cartel.

«He intentado plantear un proyecto unitario con las distintas familias que conforman Podemos en Málaga, pero ahora no se dan las condiciones. En estos momentos, un nuevo proceso interno con unas primarias no es lo mejor, así que he optado por echarme a un lado y dejar paso a quienes tienen ganas y capacidad para liderar el proceso en este momento», ha argumentado a este periódico Montero, quien no oculta su deseo de dar el salto a la política municipal tras pasar por la Cámara baja. «A cualquiera le gustaría liderar una candidatura en la capital, pero esa aspiración hay que modularla en función de las fuerzas, las ganas y el momento vital de cada uno, y la verdad es que llego un poco cansado a esas municipales y no le veo la perspectiva necesaria», ha añadido el también profesor universitario, quien ha desligado su renuncia de la crisis interna a nivel nacional que ha puesto a Íñigo Errejón al borde de su salida del partido que contribuyó a fundar. «No tiene nada que ver», ha asegurado Montero, que es errejonista y al que le une una gran amistad con el político madrileño.

En cuanto a su futuro político después de que hace unas semanas renunciara a presentarse a las primarias para elegir a los candidatos de la formación al Congreso en las próximas elecciones generales, el todavía diputado nacional no cierra la puerta a seguir en política, aunque tampoco es que la deje abierta de par en par. «Mi paso por la política siempre ha sido por una clara vocación de servicio público, y una vez cumplido ese espacio se vuelve a donde uno es. No me parece que sea bueno ir transitando de un cargo público a otro como si uno sirviera para todo». Aun así, también incide en que el proceso para configurar las listas a las próximas elecciones generales «se planteó sobre la hipótesis de que se adelantarían y tendrían lugar en primavera, pero si finalmente se llega a junio de 2020 no tendría mucho sentido que se mantuvieran, aunque eso no ya depende de uno».

Con el paso al lado dado por Montero, Francisca Macías y Luis Arias se disputarán ser el cabeza de cartel de la formación morada. Los plazos marcados por Podemos establecen que, una vez expirado el plazo de presentación de precandidaturas, entre hoy y mañana se subsanarán posibles errores, de forma que las solicitudes y concesiones de los avales se harán del 22 al 26. El 29 se publicarán las candidaturas definitivas, mientras que las votaciones están previstas que se desarrollen entre el 1 y el 5 de febrero. Un día después se conocerán los resultados. A partir de ahí, tocará abrir el segundo periodo de primarias en la candidatura de confluencia que abanderan IU y Podemos, y al que también se han unido Equo, Alternativa Republicana, Izquierda Andalucista, Primavera Andaluza e Iniciativa Andaluza.