Alameda Principal: nuevos quioscos de flores

Ayer comenzó la instalación de los nuevos quioscos de flores en la Alameda Principal./Migue Fernández
Ayer comenzó la instalación de los nuevos quioscos de flores en la Alameda Principal. / Migue Fernández

La remodelación de la Alameda Principal sigue avanzado con el objetivo de que esté finalizada para la próxima feria de agosto

Jesús Hinojosa
JESÚS HINOJOSAMálaga

La remodelación de la Alameda Principal sigue avanzado con el objetivo de que esté finalizada para la próxima feria de agosto, según la previsión de la Gerencia Municipal de Urbanismo. Ayer miércoles comenzó la instalación de los nuevos puestos de flores que jalonarán el nuevo bulevar peatonal que se ha realizado en el lateral sur de este eje urbano, bajo los grandes ficus.

Ya se han instalado dos de las ocho casetas permanentes para la venta de flores previstas por Urbanismo. Se trata de unos quioscos cuadrados realizados con paneles exteriores de acero corten y fachadas formadas por listones de madera y cristal. En su lateral figura calado en el metal el nombre del negocio. Los dos ya instalados corresponden a Mercedes y Flores Maite. Los concesionarios de los puestos confían en poder abandonar los módulos provisionales que ocupan y trasladarse a los definitivos para el mes que viene. «Parecen pequeños pero hasta que no estemos instalados no podemos saber cómo nos va a ir con ellos. Abiertos están más bonitos», ha expuesto a este periódico Ángel Giles, de floristería Andalucía. Asimismo, Urbanismo avanza en la pavimentación del tramo del lateral sur entre la plaza de la Marina y la calle Córdoba. El cruce desde esta vía a Puerta del Mar se ve reducido a un solo carril debido a la instalación del nuevo pavimento adoquinado.

Se instalarán un total de ocho puestos en la Alameda. Acerado destrozado. No hay por donde pasar.

Sierra pelada: unas aceras intransitables

La calle Sierra Pelada está próxima a Pinos del Limonar y un ciudadano se queja por el mal estado de las aceras, lo que dificulta enormemente el paso de los peatones, más aún de las personas mayores. «Las aceras llevan 15 años en este estado y este monte, como ha tenido un ensanche de conjuntos residenciales en la parte de arriba, tiene muchísimo tráfico rodado», denuncia Ignacio O. «No me parece de recibo que en una ciudad como Málaga, con la de impuestos que pagamos, no tenga una acera en condiciones sin arriesgarse a que te atropelle un coche», se queja, y envía fotografías en las que se observa el mal estado de la calle.