El PP acusa a la Junta de subir los impuestos a la compra y sucesiones de pisos en Málaga y bajarlos en Sevilla

Bendodo, flanqueado por Conde, Navarro y Rivas, muestran el cartel con el lema de la campaña/Moreno
Bendodo, flanqueado por Conde, Navarro y Rivas, muestran el cartel con el lema de la campaña / Moreno

Bendodo anuncia una campaña en los 74 municipios afectados por «el nuevo agravio de Susana Díaz»

Ignacio Lillo
IGNACIO LILLOMálaga

Los impuestos vinculados a la compra de viviendas de segunda mano y las sucesiones, que cobra la Junta, van a subir en Málaga una media del 12,05%, según ha adelantado SUR esta semana. El PP ha dado hoy una vuelta de tuerca a las cifras y ha denunciado que, mientras en esta provincia suben, en Sevilla los han bajado una media del 7,26%, según las cifras aportadas por su presidente, Elías Bendodo, que ha anunciado el inicio de una campaña, bajo el lema «Susana Díaz castiga a Málaga», para dar a conocer «el nuevo agravio» en los 74 municipios afectados, entre los que se encuentran todos los de la costa y la capital.

Acompañado por la secretaria general, Patricia Navarro, y de los vicesecretarios Natacha Rivas y Carlos Conde, Bendodo ha asegurado que los coeficientes del valor catastral van a subir sólo para los malagueños y los almerienses, y exigió a la propia Díaz y al secretario general del PSOE de Málaga y delegado autonómico, José Luis Ruiz Espejo, que expliquen a qué se debe esta diferencia de trato. «Ya está bien», exclamó el líder de los 'populares', quien cifró en un 24% el aumento de la recaudación de la Junta en Málaga el próximo año, el doble que en el resto de Andalucía.

Según los cálculos de la formación, el Gobierno andaluz va a recaudar por estos conceptos en la provincia casi 700 millones de euros, mientras que la inversión «no llega ni a la mitad». «El único afán del PSOE y de la Junta es asfixiar a los malagueños. Sólo quieren a Málaga para recaudar, para freírnos a impuestos, pero no hay inversiones nuevas», cargó con dureza el presidente del PP, quien recordó que el Gobierno andaluz se niega a provincializar los Presupuestos. «A la Junta y a los socialistas les molesta el liderazgo económico de Málaga», insistió Bendodo. «Susana, para de meterle la mano en el bolsillo a los malagueños, porque es un robo».

Por ello, el PP va a recorrer la provincia con una campaña divulgativa para dar a conocer la subida de impuestos en los municipios afectados, que en algunos casos, como el de Benalmádena, sufrirán subidas del 30%, y del 10% en el caso de la capital malagueña.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos