Casi 8.000 personas ya se han inscrito para acudir a la beatificación del Padre Arnáiz en Málaga

Casi 8.000 personas ya se han inscrito para acudir a la beatificación del Padre Arnáiz en Málaga

A más de dos meses de la ceremonia, que tendrá lugar en la Catedral, se trabaja en el operativo que espera la llegada de más de 60 autobuses a la ciudad

ESTER REQUENA y JESÚS HINOJOSAMálaga

Son miles las personas que acuden cada año a la tumba del Padre Arnáiz en la iglesia del Sagrado Corazón de Málaga para pedirle o darle gracias por algún favor recibido, en especial los días 18 de cada mes y el 18 julio, aniversario de su muerte. Por eso a la comisión organizadora de su beatificación no ha sorprendido que a casi dos meses para la ceremonia ya haya inscritas casi 8.000 personas para acudir a los actos que se celebrarán el 20 de octubre en la Catedral de Málaga y su entorno.

«Esperábamos alrededor de 6.000 por los sondeos previos que realizamos, pero ya adelantamos al Obispado que el Padre Arnáiz cuenta con muchos seguidores y que la cifra era incalculable. A día de hoy estimamos que podemos llegar a unas 10.000 personas», detalla la Hermana Leticia, directora de las Misioneras de las Doctrinas Rurales.

La inscripción, que puede realizarse de forma gratuita en la página web sobre el santo, da derecho a la acreditación correspondiente para seguir la ceremonia sentado. Sólo dos mil personas entrarán en la Catedral, pero en las calles adyacentes se habilitarán sillas para el resto de inscritos que podrán seguir todo el acto desde distintas pantallas así como comulgar. El proceso de inscripción se cerrará el próximo 20 de septiembre. Una vez concluido el plazo, la comisión no podrá asegurar que se habiliten más sillas para quienes no se hayan inscrito, aunque sí está prevista una zona para poder seguir la ceremonia de pie.

Por el momento, el grueso principal de los 7.700 participantes proviene de Málaga y Cádiz, sumándose personas de toda Andalucía además de Tenerife, Valencia, Alicante... «A día de hoy se prevé la llegada de más de 60 autobuses y unos 600 coches particulares», adelanta la Hermana Leticia, que explica que hace meses que la comisión trabaja en el operativo junto con el Ayuntamiento de Málaga, la Diputación Provincial y la Agrupación de Cofradías. Asimismo, la comisión cuenta a día de con más de 120 voluntarios que llevan trabajando desde el pasado mayo, aunque está abierto el plazo para sumar más personas que ayuden tanto el día de la beatificación como en la exposición previa que se inaugurará el próximo 3 de septiembre en la residencia del Sagrado Corazón.

La Beatificación tiene como lema una máxima del Padre Arnáiz: «Buscad no vuestros intereses sino los de Jesucristo» y está previsto que esté presidida por el prefecto para la Congregación para la Causa de los Santos, Monseñor Angelo Becciu.

El Vaticano anunció el pasado diciembre que el Papa Francisco había aprobado el proceso para ratificar el milagro que se le atribuye al Padre Arnáiz y que finalmente va a servir para elevarlo a los altares con la consideración de beato.

Hace 28 años que se inició a nivel diocesano el camino para elevar a los altares al sacerdote jesuita Tiburcio Arnáiz Muñoz, que falleció en Málaga en 1926 con una fama de santidad que ha permanecido hasta la actualidad. Fue el Papa Francisco el que declaró las virtudes heroicas del padre Arnáiz y después la comisión de médicos de la Congregación para la Causa de los Santos del Vaticano no encontró explicación científica alguna para un suceso milagroso que ha resultado clave para que el Santo Padre lo pueda proclamar beato.

Este suceso se produjo en junio de 1994 cuando el malagueño Manuel Antonio Lucena García, de 41 años, sufrió un infarto de miocardio que le mantuvo sin oxigenación alrededor de diez minutos. Las pruebas radiológicas revelaron importantes daños cerebrales que debían haberse traducido en secuelas físicas o psíquicas. Por mediación de la hermana del afectado, toda la familia encomendó la recuperación de Manuel Antonio a la intercesión del Padre Arnáiz. «Ante la perplejidad del equipo de cardiología del Hospital Carlos Haya de Málaga, Manuel Antonio Lucena abandonó la UCI sin ninguna secuela», enfatizaron en su momento desde el Patronato del Padre Arnáiz.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos