Expertos jurídicos reclaman un cambio de legislación sobre la gestación subrogada

Fernández Alaya, en el centro, pronunció la ponencia. :: i. gelibter/
Fernández Alaya, en el centro, pronunció la ponencia. :: i. gelibter

Las jornadas sobre derecho de familia del Colegio de Abogados concluyen con uno de los «retos» legales más «complejos» de los últimos años

IVÁN GELIBTER

«Esta ciudad es una de las referencias en España sobre el estudio de la gestación subrogada». Esta fue una de las frases pronunciadas ayer por la magistrada de la Audiencia Provincial de Las Palmas, Rosalía Fernández Alaya, en el transcurso de su ponencia sobre esta técnica de reproducción asistida -así la califica la OMS-, pronunciada en el marco de las jornadas sobre derecho de familia que concluyeron ayer en el Colegio de Abogados de Málaga.

La magistrada, que resaltó la cantidad de debates, ponencias, cursos e informaciones que se producen en la provincia, planteó el mismo argumento que se desprendió del debate organizado por SUR hace dos semanas: la legislación actual debe cambiar porque es «injusta» y tiene demasiados «recovecos».

A su juicio, la postura contraria del Tribunal Supremo a que se puedan inscribir los menores nacidos por esta práctica en el extranjero no es directamente opuesta a la que tiene el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. «Se argumenta que Estrasburgo lo permite, aunque también hay casos en los que se ha negado la posibilidad. Precisamente por eso, y porque hay casi infinitas maneras y subterfugios, es necesaria una ley que sea real en este país», señaló.

Para ello, matizó, «es imprescindible la abstracción de cuestiones relacionadas con la ideología, y plantear un sistema garantista parecido al que propone la Sociedad Española de Fertilidad». Para la magistrada, resulta «poco realista» que se ponga sobre la mesa prohibir la práctica en España así como el registro de los menores nacidos fuera. «Quizá el mejor modelo sea el altruista», añadió. Sin embargo, Fernández Alaya no eliminó de la ecuación una retribución «por las molestias», como se hace en los casos de donación de óvulos o esperma. «De todas maneras, creemos que la gestación subrogada ya se está dando en España en casos más o menos ocultos, lo que urge a sentarse a la mesa y elaborar una ley completa, y no cambiar solo un artículo», sentenció.