Las mujeres tienen más difícil el acceso al trabajo por la temporalidad, según UGT

SUR

Un estudio realizado por UGT sobre la evolución del trabajo en la mujer en la provincia de Málaga ha concluido en que el perfil de la trabajadora malagueña es el de una mujer con formación, pero con dificultades de acceso laboral por la «inestabilidad, la temporalidad y condicionada por los roles sociales que le repercuten en su capacidad de autonomía». La secretaria general de UGT Málaga, Auxiliadora Jiménez, expresó ayer, durante la presentación del estudio, que «los indicadores analizados dan saldo negativo cuando ponemos la mirada en la situación de las mujeres trabajadoras de la provincia, en materia de empleo, contrataciones o salarios». La recesión, que se dejó notar en primer término en el sector de la construcción con el desplome de la burbuja inmobiliaria, derivó en una crisis del consumo y del sector servicios, implementada por políticas de recortes que han perjudicado «muy especialmente a las mujeres». Jiménez esgrimió que «la merma de los servicios públicos que garantizan el principio de igualdad y que son vitales para la incorporación laboral de las mujeres con mejoras de los recursos y atención ha perjudicado a las mujeres en general y en particular a aquellas que a priori ya sufrían discriminación laboral, como son las mujeres con discapacidad, jóvenes, mayores de 45 años o extranjeras».

Salarios y paro

La secretaria de Igualdad y Política Social, Leonor Gálvez, añadió que «la realidad se resume en una década perdida para las mujeres». «No se ha avanzado en políticas de Igualdad», según UGT, la conciliación sigue siendo «cosa de mujeres», las excedencias de las mujeres se sitúan en un 95 por ciento, y las jornadas a tiempo parcial son más de un 40 por ciento. La brecha salarial «sigue siendo del 22 por ciento», y más de un 47 por ciento de las mujeres de la provincia «cobró en 2015 por debajo del Salario Mínimo Interprofesional».

El paro femenino se sitúa en Málaga en el primer trimestre de 2017 en más de 100.000 mujeres, de las que el 13 por ciento son mujeres menores de 25 años. De ellas, más de la mitad no han tenido un empleo anterior, y un 20 por ciento del paro es de mujeres mayores de 44 años, según el estudio.