Detenido Ángel Garó por una presunta agresión a su pareja

Detenido Ángel Garó por una presunta agresión a su pareja

El juez dejó ayer en libertad provisional al humorista, investigado por un supuesto delito de lesiones tras la denuncia de su compañero

JUAN CANOMálaga

El humorista gaditano Ángel Garó ha sido detenido este miércoles en Málaga acusado de agredir a su pareja. El titular del Juzgado de Instrucción número 11 de la capital lo dejó ayer en libertad provisional investigado por un presunto delito de lesiones, según confirmaron fuentes judiciales.

Los hechos denunciados sucedieron sobre las seis de la mañana del miércoles en el domicilio del humorista, en el Centro de la capital malagueña. Al parecer, una persona llamó al 112 para alertar de que estaba siendo agredida por su pareja, por lo que desde el sistema andaluz de emergencias se movilizó a la Policía Nacional y al 061.

Los agentes que acudieron a la vivienda localizaron a la víctima, que al parecer presentaba lesiones en el tórax compatibles con una agresión, pero no hallaron al supuesto responsable de la misma, que fue identificado por los policías como Ángel Garó. Los funcionarios alertaron a las demás patrullas de servicio por si alguna de ellas se cruzaba con el sospechoso.

A punto de coger un tren

Poco después, agentes de la Brigada Móvil de la policía reconocieron al humorista cuando caminaba por la estación María Zambrano de la capital. Según las fuentes consultadas, se disponía a coger un tren con destino a Madrid, pero los funcionarios lo interceptaron y le informaron de su detención como presunto autor de la agresión.

El humorista fue conducido a la Comisaría Provincial, donde se instruyeron las diligencias del caso. Ayer por la mañana, Garó pasó a disposición del Juzgado de Instrucción 11, en funciones de guardia, cuyo titular lo interrogó sobre la presunta agresión al individuo que se había identificado como su pareja, quien a su vez fue examinado por un médico forense de unas lesiones en el tórax producidas supuestamente durante el ataque. Al parecer, presentaba una fisura en una costilla.

Tras escuchar la versión del humorista, el magistrado decretó su puesta en libertad con cargos, investigado por un presunto delito de lesiones, aunque no consideró necesario aplicarle ningún tipo de medida cautelar, precisaron las fuentes judiciales consultadas.

Ayer, este periódico contactó telefónicamente con el humorista. El interlocutor que atendió la llamada, que inicialmente se identificó como Ángel Garó, desmintió tajantemente lo ocurrido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos