El Ayuntamiento desbloquea los planes de empleo con el acuerdo de todos los grupos

El equipo de gobierno logra el respaldo de la oposición para reclamar a la Junta en el caso de que haya que desembolsar una cantidad mayor a la subvención de los 714 empleos

ANA PÉREZ-BRYAN

A partir de este lunes, los interesados en optar a alguno de los 714 contratos que el Ayuntamiento de Málaga ofertará en el marco de los planes de empleo de la Junta de Andalucía financiados con fondos europeos podrán presentar sus solicitudes para sumarse a la convocatoria de los programas Empleo@Joven (menores de 29 años) y Empleo@30+ (parados de larga duración, mayores de 30 años). El desbloqueo de ambos, que convertía al consistorio de la capital en el único de la provincia que aún no había puesto en marcha las contrataciones, será posible gracias a un acuerdo institucional de todos los grupos con representación política en la Casona y que será ratificado en el pleno ordinario de hoy jueves.

Así lo anunciaba ayer el portavoz del equipo de Gobierno y edil de Economía, Carlos Conde, quien valoraba las «cesiones» que habían hecho todos los partidos PP, PSOE, Málaga Ahora, Ciudadanos y Málaga para la Gente para poder alcanzar este acuerdo. En total, los planes de empleo de la Junta cuentan con una subvención de 12,45 millones de euros, una partida que sin embargo estaba en suspenso desde hace seis meses porque el equipo de gobierno argumentaba que varios sentencias judiciales planteadas por los trabajadores de convocatorias anteriores dictaminaban que las retribuciones tenían que ser superiores a las contempladas en los mencionados planes y ajustarse al convenio de los empleados municipales, que cuenta con cantidades superiores.

Este desfase le podría suponer al Ayuntamiento un desembolso de alrededor de 14 millones de euros; y precisamente el acuerdo alcanzado entre todos los grupos pasa por instar a la Junta de Andalucía a que, en caso de una nueva sentencia en este sentido, sea el gobierno regional como promotor de los planes el que asuma ese coste de más. «Es el gobierno regional el que tiene que poner las garantías para asumir la controversia jurídica en el caso de quebranto para el Ayuntamiento a través de una sentencia», matizó el edil de Economía.

En este nuevo escenario, Conde añadió que «a partir de ahora tendremos que agilizar los trámites administrativos», ya que la convocatoria expira en agosto de 2018 y la mayoría de los contratos son de carácter anual: es decir, que habría que firmarlos en agosto de este año para cumplir los plazos exigidos. Este problema de las limitaciones de tiempo ya se reprodujo el pasado mes de febrero, cuando el Ayuntamiento tuvo que contratar a dos trabajadores sociales para no perder la subvención correspondiente. El resto de los puestos de trabajo disponibles (714) irán adjudicándose a lo largo de las próximas semanas con una retribución de entre 1.300 y 1.700 euros brutos mensuales por cada contrato.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos