¿Podré entrar con mi perro en cualquier local de Málaga capital?

¿Podré entrar con mi perro en cualquier local de Málaga capital?

La nueva ordenanza de Málaga capital establece que todas mascotas podrán acceder a bancos, tiendas, hoteles o restaurantes salvo prohibición expresa acreditada por el órgano competente

FRANCISCO JIMÉNEZMálaga

Si no surgen retrasos, a lo largo del próximo mes de abril entrará en vigor la nueva ordenanza de Bienestar, Protección y Tenencia Responsable de los Animales, cuya principal novedad es que los dueños de perros tendrán un plazo de seis meses para registrar el ADN de sus mascotas en un banco genético municipal que permitirá al Ayuntamiento sancionar a quienes los abandonen o maltraten, y también a quienes no recojan los excrementos caninos. Pero al margen de la puesta en marcha de este censo genético, que también se exigirá para poder usar los parques caninos, otro avance a tener en cuenta es que la normativa le da la vuelta a la tortilla en lo que respecta al acceso a establecimientos públicos.

Si hasta ahora los animales de compañía no pueden entrar en hoteles, bancos, tiendas o restaurantes a no ser que el negocio lo consienta expresamente, el artículo 15 de la nueva ordenanza estipula que podrán acceder a cualquier establecimiento público salvo cuando el titular del local establezca una prohibición expresa. Pero no servirá con un cartel elaborado por él mismo de forma casera, tendrá que ser autorizado por el órgano competente (en principio el Área de Comercio) al igual que ocurre con el tradicional derecho de admisión. En este caso, deberán mostrar un distintivo que indique dicha prohibición de acceso, visible dese el exterior del establecimiento.

Como en cualquier normativa, hay excepciones, y en este caso la entrada de animales siempre estará prohibida en locales destinados a la elaboración, venta, almacenamiento, transporte o manipulación de alimentos (una carnicería, por ejemplo) y, a diferencia de lo contemplado en el borrador, también en espectáculos públicos, instalaciones deportivas y otros establecimientos análogos.

Las mascotas podrán entrar en locales comerciales, pero eso no significa que también tengan vía libre por todos los espacios públicos. En este sentido, conviene remarcar que la estancia de perros y gatos queda prohibida en los parques infantiles para evitar las deposiciones y micciones de los mismos, al igual que tampoco se permite su presencia en las playas, a excepción de las habilitadas para uso canino.