Alertan de la «burbuja» que empieza a generar la falta de suelo en Marbella

José Antonio Pérez presentó ayer el informe. :: n. cooper/
José Antonio Pérez presentó ayer el informe. :: n. cooper

Un informe del Instituto de Práctica Empresarial pronostica que se visarán 6.088 viviendas en la provincia este año, un 32% más que en 2016

N. T.

La falta de suelo finalista está empezando a crear serias tensiones en el llamado 'triángulo de oro' de la Costa del Sol, formado por Marbella Oeste, Benahavís Sur y Estepona Este. «No es que pueda generarse una burbuja, es que ya se está generando», afirma el director de la Cátedra Inmobiliaria del Instituto de Práctica Empresarial (IPE), José Antonio Pérez. La vigésimo cuarta edición del 'Pulsímetro inmobiliario de Málaga' refleja cómo en la mencionada zona «los precios del suelo finalista se duplican, el producto apto a las necesidades de los clientes solventes actuales escasea y la competencia financiera entre los fondistas coge tintes especulativas y monopolísticas». Se conjugan dos factores que resultan en esta escasez de suelo: que la mayor parte del terreno listo para edificar está en manos de entidades financieras, que están reteniéndolo a la espera de sacarle mayor rentabilidad; y que hay poco suelo urbanizable, especialmente en Marbella por efecto de la situación de su PGOU.

El informe de IPE confirma el «liderazgo del sector inmobiliario malagueño» y vaticina que este año se visarán en la provincia 6.088 proyectos de nuevas viviendas, un 32% más que las 4.931 del año pasado. A similar ritmo aumentarán las viviendas iniciadas, que alcanzarán las 4.613, mientras que la cifra de viviendas terminadas será de 1.761. La compraventa también seguirá creciendo, aunque con menor dinamismo. La escuela de negocios malagueña calcula que se rozarán las 28.000 viviendas vendidas en el conjunto de Málaga, frente a las 26.000 del año pasado. Respecto al 'stock' inmobiliario, el estudio asegura que se encuentra ya muy cercano a cero si lo que se cuenta son viviendas realmente terminadas de obra nueva.

El estudio de IPE se complementa con un análisis del perfil de comprador de vivienda nueva: el 40% son empleados por cuenta ajena, el 32% funcionarios, el 22% empresarios y algo más del 3% jubilados.

 

Fotos

Vídeos