De la Torre reúne de urgencia a sus concejales para atajar la crisis interna sobre Limasa

De la Torre, en una imagen de archivo./
De la Torre, en una imagen de archivo.

El alcalde se vio anoche con todo el grupo popular salvo Bendodo para asegurarles que no hay nada cerrado y pedirles una imagen de unidad

FRANCISCO JIMÉNEZMálaga

Francisco de la Torre no quiere que la crisis abierta en su equipo de gobierno a cuenta del futuro de Limasa se le vaya de las manos. De ahí que nada más regresar de un acto en Sevilla, apenas horas después de que tanto el portavoz del PP, Carlos Conde, como el concejal de Sostenibilidad Medioambiental, Raúl Jiménez, se pronunciaran en contra de la municipalización del servicio, el alcalde decidió reunir anoche de urgencia a los once concejales con responsabilidades de gobierno (Elías Bendodo, presidente de la Diputación y del PP provincial, no estuvo) para tratar de apaciguar los ánimos y frenar las voces discordantes.

Según pudo saber este periódico, el regidor ofreció algunos detalles sobre la negociación que en las últimas semanas ha mantenido con el comité de Limasa para fijar las condiciones laborales de la plantilla en caso de una gestión pública, en la que la principal cuestión es que parte del salario (2.862 euros) serían variables y ligados a la calidad del trabajo. Pero sin entrar en demasiados pormenores, algo que se comprometió a hacer con más calma. En lo que sí incidió fue en la conveniencia de dar una imagen de unidad por parte de todos, fundamentalmente porque la decisión no está aún tomada. Un mensaje que ya dejó entrever por la mañana Conde: «Se nos ha tranquilizado sabiendo que en una reunión se nos van a explicar todas las inquietudes. Además, nadie puede dudar de que aunque el asunto lo está llevando el alcalde, no va a avanzar en una decisión que afecte a Limasa sin tener el acuerdo de su equipo de gobierno». Ya por la tarde, mutismo absoluto generalizado.