Málaga presume de pandas de verdiales

Una de las pandas, esta mañana en Puerto de la Torre./
Una de las pandas, esta mañana en Puerto de la Torre.

Puerto de la Torre acoge la Fiesta Mayor verdialera, el encuentro más importante de este folclore malagueño

AGUSTÍN PELÁEZ

La barriada de Puerto de la Torre de la capital tuvo ayer un sonido especial, el de las pandas de verdiales, con motivo de la 55 edición de la Fiesta Mayor, el acontecimiento verdialero más importante de año en la provincia. A pesar de ser día laborable, al cita congregó a 26 pandas de los tres estilos que hay en la provincia: Almogía, Comares y Montes. Además por primera vez, acogió los tradicionales choque o lucha de fiesta típicos entre las pandas de los Montes, una especie de duelo entre instrumentos -no hay cante ni baile- en el que gana la panda que no pierde el compás ni el ritmo. La Fiesta Mayor de Verdiales, que fue seguida por miles de visitantes, fue una exhibición en toda regla, más de 12 horas consecutivas del folclore más genuino malagueño en la que los jurados de los distintos estilos valoraron al mejor cantaor, los mejores bailes por pareja y trenzadillo (tres miembros), de bandera y de fiesta, que es el nombre con el que las pandas denominan cada actuación.

La cita dio comienzo justo al mediodía en el recinto ferial de Puerto de la Torre, con el concurso de pandas estilo Almogía, en el que participaron Raíces de los Moras, de Almogía, Raíces de Almogía, Los Moras, San Lorenzo Mártir y Coto tres Hermanas, resultando ganadora Raíces de Almogía, ante una carpa entregada que se mantuvo repleta desde un primer momento.

El segundo concurso fue el de las pandas de estilo Comares, en el que participaron San Isidro de Periana, El Borge, que entre sus componentes cuenta desde hace cinco años con un residente californiano que toca la guitarra y una sueca que forma parte del grupo de baile; Vélez-Málaga, Arroyo Conca y Raíces de Málaga. Aunque inscrita inicialmente, la Primera de Comares no compareció. La panda ganadora fue Arroyo Conca.

Pasadas las cinco de la tarde, se iniciaba tanto el concurso de estilo Montes como el choque entre pandas. En el primero competían El Manantial, La Torre, Santa Catalina, Montes de Guadalmedina, Manuel Reina, Mangas Verdes y Primera de los Montes, Benagalbón, Jotrón y Lomillas, Moclinejo, Primera del Puerto, Arroyo Gálica, Batanás, Isabel Portillo y Santón Pitar. Resultó ganadora Primera del Puerto.

En los choques participaron Benalgalbón y Jotrón y Lomillas, Moclinejo y Primera del Puerto, Arroyo Gálica y Batanás, e Isabel Portillo,y Santón Pitar. La lucha de fiesta comienzan cuando los alcaldes cruzan sus varas de mando. Es el inicio para la exhibición musical, que comienza a un ritmo normal que va aumentando poco a poco y que obliga a sus componentes a mantener una concentración absoluta para seguir el ritmo el violín. Gana quién mantiene el ritmo y no pierde el compás.

No faltó a la cita el alcalde de la capital, Francisco de la Torre, que destacó de la Fiesta Mayor que son los sones de Málaga, «sólo de Málaga, de nuestra música, de nuestra tradición, siendo este el atractivo de los verdiales». De la Torre saludó a todas las pandas participantes e incluso se atrevió a coger la vara de mando de alcalde y dirigir la fiesta en alguna de ellas.

La presidenta de la Federación Malagueña de Pandas, Victoria Castillo, se refirió a la fiesta como el principal acontecimiento verdialero de la provincia del año, valorando la gran labor que hacen las escuelas para recuperar la tradición.