El SAS asume el error de la fusión y Carlos Haya y el Clínico vuelven a tener cada uno un gerente

José Antonio Medina. :: sur/
José Antonio Medina. :: sur

El Hospital Regional será dirigido por Emiliano Nuevo y del Universitario se encargará José Antonio Medina

ÁNGEL ESCALERA

Cuatro años han tardado la Consejería de Salud y el SAS en darse cuenta de que la fusión de las gerencias de los hospitales Regional Carlos Haya y Clínico Universitario era un error. Ayer se dio marcha atrás con el nombramiento de un gerente para cada hospital, como sucedía hasta 2012 cuando Carmen Cortes se hizo con las riendas de ambos centros. Así, Emiliano Nuevo, que desempeñaba el cargo de gerente de los dos hospitales, pasa serlo sólo de Carlos Haya, mientras que esa competencia la asume en el Clínico José Antonio Medina, que era director médico de ese centro hospitalario.

Fuentes consultadas por este periódico afirmaron que «es la mejor decisión tomada por el SAS en cuatro años», ya que supone que «impere el sentido común e implicará un beneficio tanto para los profesionales como para los pacientes». Añadieron que la medida había sido muy bien acogida por los trabajadores.

En una nota difundida ayer por la Consejería de Salud se indicó que la separación de las gerencias tiene como finalidad «hacer más ágil la gestión de ambos hospitales». Y se argumentó que «el volumen de actividad y la población así lo aconsejan». En el comunicado se hizo hincapié en que el nombramiento de José Antonio Medina como gerente del Clínico «se produce tras el intenso trabajo de coordinación que se ha desarrollado por la gerencia compartida» para impulsar las unidades de gestión clínica de los hospitales Regional Carlos Haya y Clínico en los últimos cuatro años y que «permite ahora nombrar un director gerente para cada centro para seguir dirigiendo dicho trabajo».

Otras fuentes recalcaron que la vuelta a la situación que hubo hasta 2012 demuestra que fue una equivocación unificar ambas gerencias, puesto que la medida no ha supuesto un avance y, en cambio, ha traído consigo distintos problemas, que se han visto acentuados en una época de muchos recortes y escasez de inversiones. «La unificación de las gerencias se llevó a cabo con la intención de un ahorro económico, pero, además de que ese ahorro no ha sido real, no se han dado los frutos esperados. Lo más sensato es que Carlos Haya y el Clínico Universitario tengan un gerente distinto», añadieron las fuentes.

Buena acogida

El nombramiento de José Antonio Medina ha sido muy bien recibido. «La gente está muy contenta. Hay una gran satisfacción. Medina es un profesional que es muy respetado y que conoce muy bien el Clínico», aseguraron profesionales del hospital. Nacido en 1960, Medina es licenciado y doctor en Medicina y Cirugía por la Universidad de Málaga. Se especializó en oncología radioterápica. En 2008 fue nombrado jefe del servicio de oncología radioterápica del Clínico. Hasta ahora ocupaba la dirección médica del hospital.

Por su parte, Emiliano Nuevo llegó a Málaga a principios del pasado mes de marzo, procedente del hospital del SAS en Jaén, para asumir la gerencia de Carlos Haya y el Clínico, en sustitución de José Luis Doña. Tras la decisión adoptada por el SAS sólo se ocupará de la gerencia del Hospital Regional Carlos Haya.

El Colegio de Médicos de Málaga considera un acierto que se hayan separado las gerencias, porque no era lógico que dos centros del calibre de Carlos Haya y el Clínico tuviesen el mismo gerente. «Nos parece positivo que cada hospital disponga de su gerente. Es algo que el Colegio de Médicos venía reclamando desde hace tiempo. Es una pesadilla que se ha terminado por fin», manifestó a SUR el presidente del citado colegio profesional, Juan José Sánchez Luque.

La duda que queda ahora es saber qué pasará con el equipo directivo común que tienen los dos hospitales públicos del SAS en Málaga.