Los comerciantes de abastos de la Merced exigen pagos al empresario de la reforma

Carteles colocados en el mercado de la Merced./
Carteles colocados en el mercado de la Merced.

Colocan carteles en el mercado para criticar al gestor de la zona de hostelería, quien asegura que no está obligado a darles una compensación

JESÚS HINOJOSAMálaga

Los comerciantes de los puestos de abastos del mercado de la Merced siguen enfrentados con el promotor de la zona de hostelería, el arquitecto José Luis Blanco, porque, según aseguran, aún les debe una mensualidad de las compensaciones por los meses que el mercado permaneció cerrado para someterse a la reforma para redistribuir los puestos y albergar la nueva zona de bares. En los pilares del mercado pueden verse estos días carteles que recogen críticas por esta situación. «José Luis cumple con tus promesas de pagar... Un año de mentiras. ¡Basta ya! Ibas a mejorar el mercado y lo estás hundiendo», señala uno de los letreros colocados. Los ocupantes de los puestos de abastos también las critican dificultades de acceso que, según aseguran, presentan las puertas de entrada ubicadas en las fachadas de las calles Frailes y Merced.

Ana María Cebrián, presidenta de los comerciantes del mercado, explicó que la mensualidad que aún no han cobrado del promotor, cuyo importe oscila entre los 800 y los 1.400 euros por puesto, sí ha sido abonada parcialmente a cuatro o cinco negocios, pero no al resto. «Esto ha provocado todavía un mayor malestar entre nosotros», indicó. Según apuntó, el Ayuntamiento también les debería abonar una compensación económica.

Por su parte, el arquitecto promotor de la reforma del mercado de la Merced, José Luis Blanco, remarcó a este periódico que no tiene obligación alguna de abonar una compensación a los comerciantes y que «no existe documento alguno que avale esas mensualidades». «Si les he abonado hasta ahora cuatro pagos ha sido por una cuestión humanitaria», dijo. Según aclaró, algunos puestos sí han recibido la mitad de un quinto pago porque dio la orden al banco de que empezara a ingresarlo, pero éste le pidió a su vez contar con justificantes firmados por los comerciantes de los cuatro pagos que recibieron anteriormente. «Cuando les he dicho que me tienen que firmar los reguardos de los anteriores cuatro pagos, se han negado, así que he dado la orden de que no se sigan haciendo ingresos», precisó Blanco, quien se mostró molesto por el contenido de los carteles colocados en el mercado.

Fuentes del Área de Comercio del Ayuntamiento aclararon que el compromiso de pago de este empresario a los comerciantes, a modo de compensación por los meses de cierre, fue únicamente verbal en el transcurso de una reunión.

 

Fotos

Vídeos