Vecinos de La Mundial y comerciantes, divididos, piden que se priorice el arreglo del entorno

Para los simpatizantes de la propuesta municipal, el hotel traería consigo muchos beneficios
Para los simpatizantes de la propuesta municipal, el hotel traería consigo muchos beneficios / SUR
  • Los partidarios de mantener el inmueble de Eduardo Strachan coinciden en su valor histórico y en lo que supone su conservación para la ciudad

El bloqueo al proyecto del hotel de Moneo ha causado división de opiniones entre los vecinos y comerciantes de la zona de Hoyo de Esparteros. Según pudo comprobar ayer SUR, se reparte prácticamente a partes iguales el número de partidarios de la construcción del establecimiento hotelero y los que se oponen al derribo del viejo edificio de la pensión La Mundial. Sin embargo, si en algo coinciden todos es en que el Ayuntamiento debe priorizar, ante todo, el adecentamiento del entorno de Hoyo de Esparteros –que consideran deteriorado e inseguro– y además, piden al Consistorio que habilite más zonas de aparcamiento.

«Es un nido de suciedad y ratas», afirmó Ezequiel Savino, responsable del Bar número 1 del Mercado de Ataranzas. Como él, opina Susana Méndez, dependienta de una panadería, quien considera que en Málaga «hacen falta menos antigüedades y más puestos de trabajo, sobre todo para los jóvenes». Para la mayoría de los simpatizantes de esta propuesta, el hotel traería consigo muchos beneficios para la zona, tanto para los comercios como para los residentes. «Málaga está creciendo y necesita más plazas hoteleras. Con el hotel habría más turismo, algo que sería muy positivo para los comercios», opinó Manuel Ruiz, responsable de una tienda de complementos.

Por otro lado, los partidarios de mantener el inmueble de Eduardo Strachan coinciden en su valor histórico y en lo que supone su conservación para la ciudad. «El edificio por fuera no dice mucho, pero por dentro está lleno de obras de arte», destacó Jesús Martínez, carnicero del mercado. Esta idea está extendida entre numerosos residentes. Rosa María Cabello, vecina de la zona, considera que las construcciones de Moneo «son pésimas» y «que no encajan para nada en la estética del Centro». «Málaga es una ciudad antigua», concluyó.

A pesar de la disparidad de opiniones, la mayoría de los residentes cree que la zona debe de revitalizarse, por lo que muchos mantienen una postura favorable a buscar una solución intermedia que pasa por la integración del edificio de La Mundial en una nueva construcción, sea finalmente un hotel o no.