Briones da sus razones en la comisión de investigación de Art Natura

El subdelegado del Gobierno comparece en la comisión de investigación de Art Natura. /
El subdelegado del Gobierno comparece en la comisión de investigación de Art Natura.

Explica que pagaba el canon de 1,2 millones porque lo exigía el contrato y las facturas porque las supervisaba Intervención. Informe del directivo de Smassa

PILAR R. QUIRÓSMálaga

En la tercera sesión de la comisión de investigación del fallido Museo de las Gemas o Art Natura comparecieron el exedil de Cultura y actual subdelegado, Miguel Briones; así como el exdirector de Turismo del Ayuntamiento y actual director gerente de Turismo Costa del Sol, Arturo Bernal. La portavoz socialista María Gámez insistió en preguntarle a Briones por qué había pagado el canon anual de 1,2 millones de euros del proyecto en total del museo cuando ya se sabía en 2009 y en 2010 (como dijeron Javier Ferrer y el exedil Damián Caneda en la pasada comisión) que el edificio E-4, de las Ciencias de la Vida y de la Tierra, se anulaba. Briones contestó: «El canon era durante 10 años. La entrega de los edificios debía hacerse a la mayor celeridad» y reiteró que jurídicamente tenían que «seguir pagando esas cantidades como estaba en el contrato». Ante la insistencia acerca de por qué no se modificó el contrato al haber un edificio menos en el proyecto, Briones explicó que esa era una competencia de Urbanismo, y dijo que él sólo era responsable de pagar una subvención, como se especificaba en el contrato, no de decidir sobre estas cuestiones. Por último, el subdelegado le contestó a la portavoz socialista lo siguiente: «Le garantizo que esto que está sub judice va a aclarar sus dudas».

Gámez, que fue muy incisiva, también le preguntó por una serie de facturas de hoteles cinco estrellas gran lujo a los promotores del proyecto, y el exedil dijo que éstas estaban perfectamente supervisadas por el área Económica y de Intervención del Ayuntamiento, y que él sólo daba el visto bueno final.

Cómo se hace. Oferta de empleo que se retira

En este punto, el portavoz de IU-Málaga para la Gente, Eduardo Zorrilla, le hizo ver que el exedil Damián Caneda, manifestó en la anterior sesión de esta comisión que él decidió no pagar las facturas de Royal Collections porque entendía que no estaban debidamente justificadas. Briones hizo entonces una comparativa, en la que vino a decir que si Caneda hubiese estado en su época (2007-2011) las hubiese pagado, y que él, de estar en la época de Caneda, tampoco les habría hecho frente, y aquí abundó en que cuando Caneda era edil de Cultura (2011-2014), el proyecto ya presentaba muchas dificultades para que se ejecutase, y en el tiempo en el en el que él las pagaba, el contratista cumplía con sus obligaciones.

Zorrilla, que también es presidente de la comisión de investigación de Art Natura, le preguntó que por qué quería ocultar que el proyecto había zozobrado y no quería dar cuenta en la anulación de la oferta pública de empleo. Añadió que parecía que lo hacía con fines electoralistas porque en esa comisión de seguimiento de Art Natura, el presidente de Royal Collections, Fulgencio Alcaraz, informaba de que iba a decirle a la ciudadanía que se anulaba la oferta pública de empleo, que se producía en marzo de 2011 y que la cita electoral municipal era en mayo de 2011. Zorrilla leyó la aportación de Briones en este punto reflejada en las actas, en la que se resume lo que dice: «Que en el buen entendido de que más valía mantener la confianza, lo mejor sería decir simplemente que se cancelaba o se posponía o se prorrogaba hasta mayor información. Tenía que reconocer que comunicar esto uno a uno era cabrear no a 140 personas sino además a sus mujeres, maridos, hijos, padresa media Málaga y esto hacía un daño». De este asunto, Briones puntualizó que «la única razón, el único argumento que establecía el contratista era que los edificios no estaban entregados, y eso es como negar la realidad. Había ya edificios entregados, había la posibilidad de aperturarlos, había oportunidad de realizar las gestiones oportunas para poner en marcha este proyecto», y en esta línea puntualizaba que «los objetivos que se esgrimiesen cuando se retirase la oferta pública no podían ser sólo que el Ayuntamiento no había entregado los edificios», y que desconocía si esta explicación estaba así en el acta. «Se trataba de dar una información fehaciente, amplia y ajustada a la realidad», matizó. Sobre el electoralismo, Briones explicó que nada más lejos de la realidad, que él se había afilado al PP un año después, en el 2012, y que en las elecciones municipales que iba a haber en mayo de 2011 él ya sabía que no estaría en las listas populares.

A preguntas de Zorrilla de si no le parecía extraño que todas las facturas de Art Natura fuesen de siete empresas relacionadas con Royal Collections, Briones manifestó que no le parecía extraño «porque todas tenían que ver con el objeto de la producción de un museo».

Dispersa por España. Por qué no vio la colección

Briones afirmó que tampoco vio la colección de Art Natura y puntualizó que llegó tarde al proyecto, 2008, pero dijo que para él era suficiente el reportaje documental que tenía de las piezas porque, como añadió más tarde, éstas pertenecían a varios dueños y estaban dispersas al menos por toda la geografía nacional. Además, cuando el edil de Ciudadanos Alejandro Carballo le pidió que explicara por qué no se pidió ningún aval a Royal Collections, Briones contestó de forma aséptica: «Por su exclusividad o singularidad, el Ayuntamiento decide que no era necesario tal aval». En este punto, el subdelegado afirmó que el Consistorio, que está ahora en litigio por Art Natura, está exigiendo el total de las cantidades abonadas a Royal Collections (más de seis millones de euros en concepto de canon). Negó que conociese al exsecretario de Estado de Cultura Miguel Ángel Cortés (que es una persona clave para que la colección viniera a Málaga y que no ha contestado a la última invitación a asistir a esta comisión) y aseguró rotundo no haber siquiera comunicado o hablado con él por teléfono.

Cuando la portavoz de Málaga Ahora, Ysabel Torralbo, le preguntó que si le parecía lógico que un proyecto de tales características no tuviese rejas ni seguridad, contestó que él en aquel momento no era el subdelegado del Gobierno (fue la Subdelegación la que se encargó de paralizar la apertura por esta cuestión), y añadió: «Yo considero que Art Natura incumplió su contrato porque no asumió la gestión de los edificios que se le entregaban para poner en el continente el contenido».

Arturo Bernal. "La ciudad perdió un gran activo"

El exdirector de Turismo del Ayuntamiento y actual gerente de Turismo Costa del Sol, Arturo Bernal, dijo convencido que cree que «la ciudad perdió un gran activo, obviamente», y añadió que a él, personalmente, le hubiese gustado que se hubiese abierto Art Natura. En cuanto al montante que el Ayuntamiento puso en la promoción turística, señaló que el Museo de las Gemas se sumaba como atractivo a las ferias a las que iba el Consistorio, al igual que otros museos, pero que eso no tenía ningún sobrecoste, a excepción de una edición de Fitur, en la que pusieron una vitrina para una piedra preciosa, «que era con un balón de fútbol, y en el stand hubo miles de visitantes», cuyo coste la portavoz de Málaga Ahora, Ysabel Torralbo, puntualizó que fue de 7.100 euros.

Smassa. El directivo puede ser laboral

La Secretaría General ya ha realizado el informe que le pidió el grupo municipal socialista acerca de la polémica sobre el segundo directivo de Smassa. La empresa, por su encuadramiento en el grupo número 1, una cuestión que se aprobó en el pleno para dar cumplimiento a la Ley de Racionalización de la Administración Local, sólo podría tener a una persona como directivo. El informe de la Secretaría da por bueno un documento que se remite desde Smassa, en el que se estima que, para regularizar la situación de este cargo, cabría renovar el contrato y pasarlo a ordinario laboral.

Aunque la renovación con otro tipo de contrato para mantenerle en la plantilla, habida cuenta de la labor que desempeña, es la opción que se baraja como preferente, también explica el informe de Smassa, que da por bueno la Secretaría, que existiría la posibilidad legal de despedirle. En cuanto al hecho de que esta persona tuviera que devolve los pagos recibidos en su nómina desde el momento en el que el pleno consideró que solo debía haber una persona como directivo en la empresa, la Secretaría estima que el interesado, el jefe de Servicios de Smassa, ha ejercido el trabajo con regularidad y conforme a las funciones contenidas en el contrato.