Estudiantes organiza una velada a beneficio del comedor de Santo Domingo

La velada fue presentada ayer en la casa hermandad de Estudiantes. :: francis silva/
La velada fue presentada ayer en la casa hermandad de Estudiantes. :: francis silva

El evento preparado por la cofradía se celebrará el sábado 2 de julio en las instalaciones del Castillo de Gibralfaro

ÁNGEL ESCALERA

El comedor de Santo Domingo, situado en la calle Pulidero, atendió el año pasado a más de 4.700 personas y no sólo para darles de comer, sino también para prestarles asistencia psiquiátrica, orientación laboral y ayuda para recuperar la autoestima. Esa labor necesita fondos para poder llevarse a cabo. Por tanto, la Cofradía del Santo Cristo Coronado de Espinas y Nuestra Señora de Gracia y Esperanza (Estudiantes) ha decidido que el dinero que recaude en su cuarta velada benéfica, que se celebrará en el Castillo de Gibralfaro el sábado 2 de julio, se destine al Patronato de Santo Domingo.

La presentación del evento fue ayer en la casa hermandad de la cofradía, con la presencia del hermano mayor de Estudiantes, Pedro Ramírez; la directora del citado patronato, María de los Ángeles Martín, y el vocal de esa asociación benéfica Alfonso Parejo. Pedro Ramírez, que destacó el gran trabajo que hace el comedor de Santo Domingo, animó a los malagueños, a los cofrades y a los hermanos de Estudiantes a acudir a la velada, cuyo precio es de 35 euros por persona. «Para nosotros es una iniciativa muy ilusionante. Todos los beneficios que obtengamos se lo destinaremos al Patronato de Santo Domingo, que lleva muchos años demostrando su solidaridad con los demás», dijo el hermano mayor. Ramírez añadió que la causa «merece la pena» y agradeció al Ayuntamiento de Málaga la cesión del castillo para la velada benéfica.

Voluntarios y profesionales

María de los Ángeles Martín explicó que el comedor de Santo Domingo funciona desde 1989. Desde entonces viene prestando ayuda a quienes lo necesitan. A lo largo de esos años, el comedor se ha ido adaptando a las prioridades y cambios que indican las personas que acuden a solicitar comida u otro tipo de asistencia. El comedor dispone de 70 voluntarios y de ocho profesionales entre psicólogos, trabajadores sociales, orientadores laborales y personal de cocina.

«No sólo de pan vive el hombre. Nosotros damos de comer, pero también ayudamos de muchas formas», puntualizó la directora. A ese respecto, señaló que en los casos de personas con trastornos mentales se trabaja para convencerlas de que reciban asistencia psiquiátrica. «Cuando siguen el tratamiento que necesitan, el cambio que dan es tremendo para bien», manifestó María de los Ángeles Martín.

El comedor de Santo Domingo también atiende a parados de larga duración que carecen de prestaciones sociales. Para ello, se les de formación que les facilite encontrar un empleo y puedan recuperar su autoestima. «Hay que hacerles ver que tienen un potencial y que no deben tirar la toalla a la hora de buscar un trabajo», recalcó la directora.

Las invitaciones para acudir al acto benéfico, que dará comienzo a las nueve de la noche en el Castillo de Gibralfaro, ya están a la venta al precio de 35 euros. Pueden comprarse en la casa hermandad, ubicada en la calle Alcazabilla, a través del teléfono 646 638 540 (José Jurado) y mediante la aplicación Cofra-Red, de la que pueden hacer uso los hermanos de Estudiantes. Para todos aquellos no puedan asistir y quieran colaborar con esta iniciativa a favor de la labor del comedor social de Santo Domingo se ha habilitado una fila cero. El número de cuenta es el 2103 3000 41 0030009850.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos