El mosquito tigre llega a la desembocadura del Guadalhorce

Desembocadura del Guadalhorce. Arriba, a la derecha, ejemplar de un mosquito tigre./
Desembocadura del Guadalhorce. Arriba, a la derecha, ejemplar de un mosquito tigre.

El Ayuntamiento ha puesto en marcha un tratamiento específico tras recibir avisos de vecinos de la zona de Guadalmar, Parque Litoral y Sacaba

FRANCISCO JIMÉNEZMálaga

El mosquito tigre ha aparecido con fuerza en la desembocadura del río Guadalhorce, extendiendo su presencia a zonas residenciales del entorno como Guadalmar, Parque Litoral o Sacaba. Ha sido precisamente a raíz del incremento de llamadas vecinales en las últimas dos semanas cuando el Ayuntamiento ha detectado la presencia de este insecto, cuyas picaduras son más dolorosas y molestas que las del mosquito habitual.

De momento, técnicos del Área de Sostenibilidad Medioambiental han reforzado los controles y han puesto en marcha un tratamiento con insecticida en la red de alcantarillado, aunque reconocen que acabar con esta especie es complicado debido a que se reproduce con mayor rapidez (su ciclo de vida dura poco más de una semana) y no necesita una gran balsa de agua estancada para criar.

Aunque la incidencia del mosquito ha bajado gracias a este tratamiento, el Consistorio se ha puesto en contacto con responsables del paraje natural para atajar el problema de forma coordinada. Además, la Consejería de Medio Ambiente tiene previsto trasladar a Málaga a un experto procedente de Huelva para que asesore sobre cuál es la mejor solución.