Fallece a los 95 años el doctor Gabriel Contreras, uno de los pioneros de la medicina naturista

Gabriel Contreras tenía 95 años./
Gabriel Contreras tenía 95 años.

Tras una misa este miércoles (12.15 horas) en Stella Maris, el entierro se celebrará en su pueblo natal, Librilla (Murcia)

ÁNGEL ESCALERAMálaga

El doctor Gabriel Contreras Alemán ha fallecido este martes en Málaga a los 95 años. Además de pediatra, fue uno de los pioneros de la medicina naturista en España. Tras ocupar durante 12 años la presidencia de la Asociación Española de Médicos Naturistas fue nombrado presidente de honor de la misma. Mañana miércoles, a las 12.15 horas, se celebrará una misa funeral en la iglesia de Stella Maris. Posteriormente, sus restos mortales serán trasladados a su pueblo natal: Librilla (Murcia), localidad en la que nació el 28 de noviembre de 1920.

Casado y con ocho hijos (dos de ellos médicos), era uno de los especialistas en medicina naturista de mayor prestigio de España. Igualmente, durante treinta años ejerció como pediatra. Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad Complutense, se doctoró por la de Granada.

En la capital de España, donde se licenció, fue discípulo de Laín Entralgo, que enseñaba Historia de la Medicina, y del eminente doctor Marañón. Asimismo, fue a la Escuela Nacional de Puericultura, que dirigía Francisco Zamarriego, lo que le permitió formarse como pediatra.

Ya con el título en su poder, regresó a Librilla para hacerse cargo de forma provisional de la plaza de médico. Fue su primera experiencia real con pacientes, salvo la que había tenido viendo enfermos de cama en cama acompañando al doctor Marañón. «Mi pueblo tenía unos 1.500 habitantes. Yo era médico por la mañana, por la tarde y por la noche. A cualquier hora me llamaban», explicó a SUR en un reportaje publicado en 2010. Los casi dos años que hizo ese trabajo le resultaron muy valiosos. Fue cuando empezó a aplicar tratamientos de medicina naturista en sus pacientes, «con un porcentaje de curación elevadísimo».

Gabriel Contreras llegó a Málaga en noviembre de 1949. En esa decisión tuvo mucho que ver su amigo Silverio Palafox, que había dado una conferencia en la Sociedad Económica de Amigos del País, y le dijo que aquí había un buen campo para desarrollar la medicina naturista. «Vine a Málaga en plan quijote, porque no conocía a nadie. Al principio, no tenía pacientes. Tuve que estirar al máximo las 25.000 pesetas que traía para mantener a mi familia», afirmó. El primer enfermo que trató padecía psoriasis. Fue el punto de arranque de una larga trayectoria en su consulta, entonces situada en Muelle Heredia, 10. «No sólo no me arrepiento de haberme establecido en Málaga, sino que fue un acierto», señaló el doctor Contreras.

Para garantizarse unos ingresos fijos, se presentó a unas oposiciones de pediatría. Las superó (obtuvo el número dos) y empezó a trabajar en la Caja Nacional, en la calle Córdoba, labor que realizó durante treinta años, sin dejar nunca su actividad privada como médico naturista. Su libro Medicina naturista, mitos y realidades, logró muchos elogios. El doctor Contreras también escribió Cómo vivir sanos en un mundo enfermo, en el que daba una serie de recomendaciones y consejos beneficiosos para la salud.