El SAS dota a Carlos Haya del equipo más eficaz para detectar con precisión el cáncer

Emiliano Nuevo ofreció ayer su primera rueda de prensa desde que es gerente de Carlos Haya y el Clínico./
Emiliano Nuevo ofreció ayer su primera rueda de prensa desde que es gerente de Carlos Haya y el Clínico.

El Materno Infantil contará con una resonancia magnética que evitará el traslado de los niños para hacerles esa prueba

ÁNGEL ESCALERAMálaga

Lograr la detección precoz del cáncer y hacerlo con gran precisión es fundamental para combatirlo con garantías. En esa batalla contra los tumores, el SAS va a dotar al Hospital Regional Carlos Haya de un PET-TAC, un equipo de alta fiabilidad que hace las pruebas más eficaces a la hora de diagnosticar un cáncer y es capaz de determinar la densidad y la estructura del tumor. Así lo anunció ayer el gerente de Carlos Haya y el Clínico, Emiliano Nuevo, en la primera rueda de prensa que ofreció desde que accedió al cargo el pasado 1 de marzo.

En estos momentos, los pacientes del SAS que necesitan que se les haga ese estudio de gran precisión por imágenes son remitidos al equipo que tiene la Universidad de Málaga (UMA), institución con la que la Consejería de Salud firmó un convenio de colaboración. El gerente dijo que, en función de las necesidades que haya, se seguirán enviando enfermos o no al PET-TAC de la Universidad una vez que Carlos Haya disponga de un aparato de esas características.

El PET-TAC es un sistema de alta precisión para descubrir el cáncer. Esta prueba ofrece una imagen metabólica con la que se detecta la existencia de zonas lesionadas en una fase precoz, incluso cuando son muy pequeñas. Además de en el diagnóstico oncológico, el PET-TAC también se utiliza para ver determinadas enfermedades neuropsiquiátricas.

Medicina nuclear

El equipo que va a recibir Carlos Haya dispondrá de dos técnicas de imagen:el TAC (tomografía axial computarizada) y el PET (tomografía por emisión de positrones). El TAC es una prueba de radiología que lleva más de 30 años en funcionamiento y que se centra en la morfológica, lo que permite valorar dónde se encuentra la lesión y saber el tamaño que tiene. El PET, que es más reciente, se enmarca en la medicina nuclear. Esta prueba ofrece la imagen metabólica, con la que se descubre la presencia de zonas lesionadas en una fase incipiente, incluso cuando son muy pequeñas.

El SAS también va a dotar al Hospital Materno Infantil de una resonancia magnética, circunstancia que impedirá que los niños tengan que ser trasladados a Carlos Haya para hacerles la prueba. Ese equipamiento es una reivindicación que profesionales, familiares de los menores y sindicatos vienen formulando desde hace tiempo, al considera que no es de recibo tener que trasladar a los pequeños, algunos en estado muy grave, en ambulancia hasta Carlos Haya.

Igualmente, el SAS ha comprado una resonancia para el Clínico Universitario que se sumará a la que ya dispone. Los tres equipos se pondrán en marcha en 2016, aunque Nuevo no precisó en qué fecha, ya que todo estará ligado a las obras de acondicionamiento previas. El gerente tampoco concretó la inversión económica que hará el SAS para llevar a cabo esa mejora tecnológica en los hospitales malagueños.

Por otro lado, Emiliano Nuevo explicó que uno de sus objetivos prioritarios es que haya una cartera de servicios similar y que se ofrezca una atención homogénea a los pacientes, ya sean atendidos en Carlos Haya o en el Clínico. «Hay que dar una asistencia de calidad y potenciarla», señaló. Asimismo, se refirió a que se dará mayor autonomía a los profesionales en su toma de decisiones. «Contamos con unos magníficos profesionales», aseguró.

El gerente indicó que para él supuso «un gran honor» venir como gerente a los dos hospitales públicos de la capital malagueña. Tras una primera toma de contactos con directores de unidades de gestión clínicas, con colectivos de pacientes y con agentes sociales, la semana próxima empezará a recorrer todos los centros a su cargo. Comenzará por el Marítimo de Torremolinos. En ese sentido, comentó que se van a ejecutar algunas obras de mejora en el Materno, el Civil y el Marítimo. También señaló que se han pedido dos nuevos aceleradores para dar radioterapia a pacientes con cáncer, uno para Carlos Haya y otro para el Clínico. La solicitud debe recibir el visto bueno del SAS. Otro dato que facilitó es que se han pedido a la central de compras actuaciones por un valor de tres millones de euros para la provincia malagueña.