Gran concentración a favor del alcalde a las puertas del ayuntamiento

Francisco de la Torre saluda a la multitud concentrada a las puertas de la casona del parque. /
Francisco de la Torre saluda a la multitud concentrada a las puertas de la casona del parque.

Colectivos piden al regidor que "no ceda al chantaje" de los trabajadores de Limasa y exigen que"vayan todos a la calle"

ANA PÉREZ-BRYAN

Las puertas del Ayuntamiento de Málaga se convirtieron este miércoles en el escenario de una gran manifestación espontánea a la que acudieron representantes de colectivos vecinales, hosteleros, hoteleros y cofrades de la ciudad "hartos de la situación" por la huelga de basuras de Limasa. Cerca de 400 personas, en los momentos de más intensidad, corearon consignas en contra de los trabajadores de la empresa de limpieza, a quienes acusaron de "chantajistas" justo ahora que la ciudad se prepara para vivir sus días grandes con la Semana Santa.

La concentración tuvo muchos momentos de tensión y se desarrolló bajo las consignas de "mafiosos", "chulos" y "todos a la calle" (ver vídeo). La Policía tuvo que cortar el tráfico de acceso al ayuntamiento por la protesta ciudadana a la que el alcalde respondió extremadamente emocionado. "¡Alcalde, estamos contigo!", coreaban los manifestantes entre aplausos mientras el regidor trataba de responder a las muestras de apoyo en su rceorrido por la manifestación. "Agradezco mucho vuestro apoyo", ha dicho el regidor llevándose una y otra vez la mano e incluso lanzando besos. Con la tensión en el rostro "por estos días tan difíciles", Francisco de la Torre ha aplaudido la convocatoria de los manifestantes, que demuestran "el afcto, la comprensión y el amor que sienten por Málaga".

El primer edil no escatimó en frases de contundente dureza hacia los trabajadores de Limasa, ya que a pesar de que recordó que su mano "sigue tendida", "no se puede agredir, fastidiar y hundir a una ciudad", en referencia a la semana larga de huelga que ha llenado las calles de basura a diez días de la Semana Santa. De la Torre defendió además su decidión "legal y medida" de contratar a una empresa externa para retirar la basura en los puntos más conflictivos de la ciudad y atendiendo a la "imprescindible necesidad de seguridad". Con respecto a los problemas de salubridad que podrían derivarse de la acumulación de desperdicios en las calles, el concejal de Medio Ambiente, Raúl Jiménez, confirmó que probablemente el viernes "tengamos la confirmación de que el riesgo es ya medio-alto" y que por lo tanto "actuaremos en consencia".

A pesar de que la manifestación a mediodía estaba ya casi disuelta la Policía se mantenía en sus puestos porque se esperaba una respuesta presencial por parte de Limasa, aunque finalmente no se ha presentado ningún trabajador. Sin embargo, algunos de sus representantes y de la plataforma del 15-M han tratado de reventar el acto al comienzo de la concentración, pero han sido rápidamente expulsados por parte de un grupo de ciudadanos indignados a cuya cabeza estaba el vicepresidente de la asociación de empresarios de la hostelería Amares y dueño de El Pimpi, Pepe Cobos. Su enfado era manifiesto, y aferrado a su pancarta denunció la situación "insostenible" que vive la ciudad y en especial el sector de la hostelería en Málaga por esta huelga de basuras. "Estamos hartos de esto. Nos ha costado mucho trabajo y esfuerzo construir Málaga y no vamos a permitir más esta situación", ha advertido visiblemente indignado.

A su lado, el director del Hotel AC Málaga Palacio, Jorge González, confirmó el "daño" que le está haciendo a la ciudad, y sobre todo al turismo, la huelga de los trabajadores de Limasa, hasta el punto de que en su establecimiento no sólo se están viendo "afectadas las reservas" -algunas de ellas canceladas- sino que ha habido incluso clientes que han decidido adelantar su marcha por el conflicto de limpieza que vice Málaga.

Otro de los colectivos más afectados por esta situación, y que tuvo su representación en la protesta con varios de sus representantes a título particular, fue el cofrade. A pesar de que el presidente de la Agrupación de Cofradías, Pablo Atencia, destacó que la institución "no se manifiesta" en este conflicto, sí admitió que el sector vive con preocupación la imagen que proyecta Málaga a sólo unos días de que los tronos salgan a la calle. Según las previsiones que le han hecho llegar los representates de la hostelería y el turismo, "Málaga espera unos 320.000 visitantes y está previsto que se creen unos 15.000 puestos de trabajo", unas cifras que por otra parte tuvo la oportunidad de compartir con el propio alcalde en un encuentro que ambos mantuvieron durante la mañana en el Ayuntamiento, justo a la hora de concentración.

 

Fotos

Vídeos