Excolegiales del 'Johnny' ofrecen un proyecto "viable" para reabrirlo y reclaman a Unicaja "que forme parte de la solución"

La puerta de entrada al recinto del colegio mayor, solo cerrada por un alambre/
La puerta de entrada al recinto del colegio mayor, solo cerrada por un alambre

El colegio mayor madrileño requiere reformas que costarían unos 9 millones de euros tras más de un año de abandono y vandalismo

NURIA TRIGUERO

Los antiguos alumnos del colegio mayor San Juan Evangelista de Madrid, conocido como 'El Johnny', están presentando estos días a autoridades, partidos políticos y personalidades del mundo académico y cultural un proyecto que hace "viable" la reapertura de la instalación. Además, se propone conformar un "grupo de donantes" para ayudar a este objetivo de cara a conservar la función cultural y social del centro. El presidente de la fundación que reúne a más de cien excolegiales, José Joaquín Caerols, alertaba ayer contra las "actitudes mercantilistas", pues hay empresas que ya han mostrado su interés por convertir el edificio en una residencia de lujo, lo que para ellos supondría el fin de los valores de la institución.

La Fundación San Juan Evangelista quiere llevar al 'Johnny' al "siglo XXI" con la recuperación de la función de residencia de estudiantes, a la que se incorporarían también profesores universitarios, y el club de música que dio fama al centro, unido a un club de cine y centro de debates, un corral de comedias, un centro de tecnologías o un foro de emprendedores. Su proyecto incorpora un plan de financiación y explotación para hacerlo viable, con un estudio que aporta ingresos por cuotas de estudiantes y docentes.

También se fijan como posibles ingresos precios por ocupación de habitaciones en verano y la posibilidad de crear de una especie de 'bonos' de la institución que suscribirían particulares e instituciones educativas o políticas (citándose como ejemplo el Ayuntamiento y la Comunidad) y asociaciones sin ánimo de lucro, sin descartar otras opciones. La fundación asegura que tiene cinco posibles vías de ingresos para recuperar la instalación que concretará a la Complutense.

El vicepresidente de la fundación, Juan Cuesta, recordaba ayer que en noviembre de 2015 el centro fue desalojado de la ocupación que sufría tras el "abandono" de Unicaja de sus "obligaciones" como concesionaria. Según sus cálculos, el inmueble requiere obras de reforma por valor de siete millones de euros por actuaciones que la entidad financiera no acometió en su día, a lo que habría que sumar los "destrozos" ocasionados por los ocupas. Con "mucha prudencia", Caerols aludió a la posibilidad de que el coste total sea de 9 millones de euros. Para el mes de febrero se prevé el lanzamiento de un concurso de ideas para la reforma del colegio.

Apuntan a Unicaja

La situación de 'El Johnny' está enmarañada por los pleitos que enfrentan a Unicaja, su concesionaria, con la Universidad Complutense. Hasta que no se solucione este punto, no se podrá iniciar una actuación para recuperar el colegio mayor. El representante de los excolegiales animó a Unicaja a retirar los recursos que interpuso contra la prórroga de su concesión, a renunciar a su pretensión de obtener una indemnización y a asumir las obras de reforma que requiere el centro. " Unicaja tiene ahora la oportunidad de volver a decencia, de dejar de ser el problema y colaborar en la solución de una situación de la que son responsables desde que en 2003 comenzaran los expedientes municipales y se negaran sistemáticamente a hacer las reformas que se les pedían", apostilló Caerols para asegurar que, de emprenderse las obras de reforma, el edificio estaría listo para su reapertura en un plazo de un año.

El proyecto para este nuevo 'Johnny' pretende que siga siendo el colegio mayor más barato de la Universidad y que así facilite, como siempre hizo, el acceso a la educación superior a estudiantes con recursos limitados. El San Juan Evangelista ha de formar personas imbuidas de valores cívicos, comprometidas y solidarias, inquietas e inconformistas, activas y creativas, provistas de un rico bagaje cultural (en el más amplio sentido de la palabra) y, desde luego, cualificadas con una excelente formación universitaria y profesional, afirmó Caerols.

 

Fotos

Vídeos