El PSOE exige a la Diputación una solución para rentabilizar el vivero de empresas de Humilladero

Los socialistas piden al equipo de gobierno del PP que abone el dinero que adeuda por la gestión de este espacio

EPMálaga

El diputado provincial del PSOE Cristóbal Fernández ha exigido este jueves al equipo de gobierno del PP en la Diputación de Málaga una "solución urgente" para rentabilizar el vivero de empresas de la localidad malagueña de Humilladero. El diputado socialista ha pedido al ente supramunicipal que "de forma inmediata" abone los tres primeros trimestres de 2015 que se adeudan al Grupo de Desarrollo de Antequera (Málaga) por la gestión de este espacio.

Asimismo, ha solicitado a través de un comunicado que el grupo asuma la gestión integral del vivero para dar respuesta de forma inmediata a los diferentes problemas que tiene en este momento, adjudicar con agilidad las solicitudes de ocupación de las instalaciones y "poner fin a la imagen de pasividad que a día de hoy se esta trasladando".

El vivero tiene como objetivo acoger temporalmente a empresas en sus primeros pasos en el mercado, acompañándolas y prestándoles servicios adaptados a las necesidades de cada proyecto empresarial.

"Sus fines son claros: favorecer el nacimiento, arranque y consolidación de nuevas empresas y, por tanto, la generación de empleo, diversificar la estructura productiva local y crear un medio idóneo en condiciones de precio y servicios", ha explicado el socialista.

En diciembre de 2008, se firmó un convenio de colaboración para que el control y funcionamiento del Vivero Provincial, de forma limitada, recayera en el Grupo de Desarrollo Rural de la comarca de Antequera. No obstante, la dirección de la actividad del vivero siempre ha sido competencia del Consorcio Provincial para el desarrollo de la provincia de Málaga.

"Al consorcio le corresponde aprobar las solicitudes de posibles beneficiarios, contratar los servicios y suministros comunes o formalizar los contratos de cesión de uso a los cesionarios seleccionados", ha apuntado Fernández.

Deudas a proveedores

Según ha criticado el socialista, el consorcio "no ha abonado al grupo un solo euro durante el año 2015, ocasionando con ello deudas a proveedores y que el grupo tenga que anticipar las nóminas de las dos trabajadoras contratadas en el vivero, para que estas no sufran retrasos en el cobro de sus retribuciones".

"Solo hay una oficina ocupada de un total de 20. Son ocho las solicitudes sin atender. Hay una nave ocupada y son tres las solicitudes olvidadas. No contamos aquellas que han sido retiradas cansadas de tanto esperar", ha lamentado.

En este sentido, Fernández ha señalado que "no queremos pensar que haya una estrategia premeditada por parte de la Diputación de Málaga para cerrar este vivero, ya que de ser así constituiría una gran error, máxime teniendo en cuenta que una de las principales novedades del nuevo gobierno provincial ha sido la de crear una nueva área económica productiva para impulsar el empleo".

 

Fotos

Vídeos