Miles de taxistas colapsan el Centro para luchar contra la desregulación del sector

El servicio volvió a la normalidad pasadas las 13.30 horas. /
El servicio volvió a la normalidad pasadas las 13.30 horas.

Unos 2.500 vehículos y cientos de personas a pie secundan la protesta por las calles de la capital. Sobre las 13.30 horas acabó la marcha y la circulación recuperó la normalidad

JUAN SOTOMálaga

Los taxistas han tomado el Centro de Málaga esta mañana para protestar contra la desregulación que se plantea para el sector. Unos 2.500 vehículos y cientos de personas a pie han recorrido la capital colapsando todos los accesos. Los manifestantes salieron a las 9.30 del Martín Carpena y la protesta -y el colapso- terminaba sobre las 13.30 horas. Se alargó más de la cuenta debido a que los manifestantes esperaban ser recibidos por el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, a su paso por el Ayuntamiento. Finalmente fueron atendidos por la concejala de Movilidad, Elvira Maeso, así como por los portavoces de la oposición: María Gámez (PSOE), Juan Cassá (Caudadanos) e Isabel Torralbo (Málaga Ahora). Poco después el tráfico recobraba la normalidad y se retomaba el servicio del taxi.

Entre los manifestantes se encontraban profesionales llegados de toda España. A los trabajadores de la capital se le han unido autónomos de Andalucía, Valencia, Madrid, Zaragoza, Baleares o Barcelona. Se trata de la segunda protesta de este tipo que se celebra en la Comunidad tras la desarrollada en Córdoba. En la hora de máxima afluencia los coches llegaban desde la Comisaría hasya el Paseo del Parque.

El presidente de ATA, Lorenzo Amor, justificó la protesta al asegurar que no van a consentir que las grandes multinacionales entren en el sector porque "el futuro de 100.000 familias en toda España está en juego". Al grito de 'el taxi unido jamás será vencido' aseguraron que si no se da marcha atrás a la medida marcharán a Madrid a manifestarse.

Servicios mínimos

Durante el transcurso de la manifestación, las emisoras de radio taxi de la ciudad únicamente atenderán llamadas de urgencias médicas, desplazamientos a centros sanitarios por tratamientos no demorables, urgencias judiciales y traslados de personas con movilidad reducida. Igualmente, el paro también se hará extensivo al aeropuerto.

Estos servicios mínimos lo realizarán de manera voluntaria los vehículos cuyo número de licencia acaban en 3 o en 4, además de todos los eurotaxis (adaptados para personas discapacitadas). Durante la protesta, estos servicios serán gratuitos. En cambio, sí se pagarán las carreras de abonados y precontratados, aunque ese dinero se destinará a la investigación contra el cáncer a través de la Asociación Cris.

En contra de la resolución emitida el pasado jueves en la que condicionaba la autorización a que los vehículos cubrieran el trayecto entre el Martín Carpena y el Ayuntamiento en fila de a uno, la Subdelegación del Gobierno admitió el lunes un nuevo escrito presentado por los representantes del sector y permitirá que puedan ocupar toda la calzada en la avenida de Andalucía y los carriles centrales de la Alameda Principal.

A cambio de esa concesión, los taxistas se comprometieron a tres cuestiones para reducir algo el impacto de la protesta: la primera, acortar su duración, de forma que la marcha comenzará a las 9.45 horas (desde las 8.00 se irán concentrando en la explanada del Palacio de los Deportes) y concluirá a las 13.00 horas (en lugar de a las 14.00) con la lectura de un manifiesto en el Ayuntamiento.

La segunda, que los taxis pararán a la altura de la Casa Consistorial sin interrumpir el tráfico en la glorieta del General Torrijos; y la tercera, que los manifestantes a pie se incorporarán a la comitiva en el puente de Tetuán (a la altura de Hacienda y la antigua sede de Correos) en vez de hacerlo en el puente de las Américas.

El Área de Movilidad pidió a los conductores que, como itinerarios alternativos, utilicen en esas horas la ronda de circunvalación y el eje paseo marítimo Antonio Machado-avenida Manuel Agustín Heredia-paseo de los Curas. Dado que se va a ver afectada la entrada a la ciudad por la avenida de Andalucía, se recomienda evitar el acceso de Blas Infante, y utilizar como alternativas los accesos de las avenidas Ortega y Gasset y Valle Inclán.