Las obras del metro en el Centro obligarán a cambiar el tráfico en una veintena de calles

Las obras del metro en el Centro obligarán a cambiar el tráfico en una veintena de calles

La zona central de la Alameda y el primer tramo de la avenida de Andalucía sólo tendrán tráfico en sentido Oeste al menos hasta 2017

IGNACIO LILLOMálaga

La ocupación de sólo 295 metros en la Alameda Principal, para poder llevar el metro hasta el Centro, obligará en las próximas semanas a cambiar el tráfico en casi una veintena de calles de la capital. La mayoría permanecerán con su nueva configuración al menos hasta 2017, cuando termine la parte de los trabajos que afecta a la superficie. Otras, como el lateral norte del paseo de los ficus, quedarán peatonalizadas definitivamente.

Adjudicada la asistencia técnica del tramo central

La Consejería de Fomento de la Junta adjudicó a Ayesa las labores de asistencia técnica de las obras para llevar el metro hasta el Centro. El contrato tendrá un importe total de 1,44 millones. Los trabajos consistirán en la supervisión y control de la construcción del túnel y la posterior reposición de la superficie, de la que la parte correspondiente al lateral Norte de la Alameda Principal quedará finalmente peatonalizada.

Por otra parte, el Ayuntamiento autorizó a la Ute Metro de Málaga la retirada de los cruces semafóricos provisionales de la intersección de la calle Bodegueros con la avenida Juan XXIII, y los existentes a lo largo de la calle Reboul. Los trabajos se producirán a partir de las 10.00 horas de hoy, si las condiciones climatológicas lo permiten. Estos trabajos permitirán el retorno a la situación de ordenación que existía con anterioridad a los trabajos.

Esta primera fase tendrá una duración de al menos tres meses, con tres zonas geográficas de actuación: el Centro, La Malagueta y la zona de la Trinidad. La filosofía general del plan de reordenación viaria es la de llevar los flujos de largo recorrido siempre por el eje litoral. A pesar de la densidad de las vías afectadas, en realidad en muchos casos los trabajos son menores, y consisten en cambios de sentido (que sólo implica una nueva señalización); mientras que en otros será necesario eliminar aparcamientos o aceras para ganar un carril. De ahí que el plazo no sea especialmente extenso. En cambio, la demanda de la Consejería de Fomento, que reclama al Ayuntamiento la máxima premura para la autorización del comienzo, se debe a dos razones, ambas relativas a los plazos: la primera, la necesidad de avanzar lo máximo posible en la excavación del túnel, de manera que la finalización se acerque lo máximo posible a la Semana Santa del año que viene. La segunda, el imperativo de que el suburbano pueda entrar en el Centro tal y como se comprometió, a finales de 2017.

Comenzando por la zona Este (en sentido Centro), la primera batería de cambios afectará a La Malagueta, con un carril más en la calle Gutenberg (tendrá tres) en sentido al paseo marítimo. Además, el giro en la calle Maestranza hacia el Parque se restringirá a los autobuses, mientras que el resto deberá seguir por el paseo de los Curas. El circuito para entrar en el Casco Histórico se completa con una modificación importante en la alameda de Colón, que pasará a tener tres carriles, y únicamente en sentido Norte.

El grueso de las actuaciones se producirán en el sentido Este, para los vehículos que provengan de la avenida de Andalucía. De entrada, el desvío general se producirá por el eje Glorieta Albert Camus-avenida de la Aurora, con dos posibles itinerarios: por la calle Linaje y por el Pasillo del Matadero. Para ello, la Aurora quedará con cuatro carriles, con sentido único al Centro. En el Pasillo del Matadero habrá tres carriles hacia el Sur, mientras que el puente del Carmen cambia de sentido.

El Muelle de Heredia se amplía en toda su sección a tres carriles por cada sentido, con las dos direcciones (Este-Oeste). Mientras, la calle Córdoba pasará a tener una vía para subida y otra para bajada (se mantiene la parada de taxis).

Puente de Tetuán

Ya de lleno en la Alameda Principal, los cambios son básicamente tres: el lateral Norte se cortará totalmente al tráfico, porque será donde se acometa el túnel. El eje Sur se reservará para residentes. Y la plataforma central pasará a tener cuatro carriles (dos reservados para autobuses), en dirección única de salida de Málaga.

En cuanto al puente de Tetuán, el tablero Norte se demolerá para ejecutar el paso subterráneo bajo el río Guadalmedina (se reconstruirá posteriormente); mientras que el lateral Sur (el más cercano al edificio de Correos) tendrá cuatro carriles en sentido Oeste, más un carril bus en la dirección contraria (para entrar en la Alameda).

Otra modificación sustancial se producirá en la primera sección de la avenida de Andalucía, hasta El Corte Inglés: se convertirá en una mega-avenida, con cuatro viales para salir de Málaga (sentido Oeste), más dos reservados a autobuses.

En este punto, se produce una de las principales peticiones de los técnicos de la Junta, en la medida en que se puede acortar tiempo si se autoriza directamente esta nueva configuración de la vía, en lugar de habilitar ahora un doble sentido y cambiarlo poco después. Para que esto sea posible es imperativa la recuperación del tráfico en Albert Camus, que se producirá entre la próxima semana y la siguiente.

Por último, se producirán cambios en la zona Norte, en el entorno de la Trinidad. Así, la calle Jaboneros pasará a tener dos carriles, en dirección al Centro (con un desvío previo desde el Arroyo de los Ángeles por la calle Mazarredo). La calle Sevilla tendrá un carril único, en sentido Norte, y la avenida de Fátima quedará limitada al tráfico de los residentes.