La promotora del hotel de Moneo no paga los 4,8 millones del convenio

Recreación del hotel diseñado por Rafael Moneo en Hoyo de Espartero./
Recreación del hotel diseñado por Rafael Moneo en Hoyo de Espartero.

Braser solicita una moratoria a Urbanismo, que tiene reservada la mitad de este canon para el centro digital proyectado en Tabacalera

FRANCISCO JIMÉNEZMálaga

El particular mal que padece el Ayuntamiento de Málaga en los últimos años con los convenios urbanísticos sigue haciendo de las suyas. Si de los 82 millones que iba a ingresar por el proyecto de las torres de Repsol solo se han conseguido 12 y de la recalificación de los suelos de La Térmica se han dejado de percibir otros 51, a la Gerencia de Urbanismo también se le está complicando el cobro de los 4,8 millones que le corresponden por el proyecto para construir el hotel diseñado por Rafael Moneo en Hoyo de Esparteros. La promotora de esta actuación, la empresa Braser, sigue sin pasar por caja, a pesar de que ayer expiró el plazo concedido por el Consistorio para que abonara esta cantidad, además de los 139.208 euros del aval correspondiente al proyecto de urbanización de la zona y otros 74.695 que debe consignar para compensar a los propietarios de una finca colindante.

EL PROYECTO

Hotel. Será un cuatro estrellas y estará explotado por la cadena Vincci. El edificio, diseñado por el arquitecto Rafael Moneo, tendrá 138 habitaciones distribuidas en diez plantas.
Edificio comercial. Está previsto junto al hotel, con un techo edificado de 600 metros cuadrados (planta baja más una).
Oficinas. Se ubicarán en el vértice de la nueva plaza de Hoyo de Esparteros. Con una altura de planta baja más tres, reproducirá la fachada de La Mundial, que será derribada.
Aparcamiento. Será soterrado (bajo la citada plaza) y dispondrá de 220 estacionamientos.

El impago de estos 4,8 millones en concepto de aprovechamientos urbanísticos de la parcela (una cifra que ya fue rebajada en dos millones hace un año para adaptarse a los precios actuales de mercado en lugar de a los calculados en 2008 cuando se firmó el acuerdo), puede supone un importante traspié para las arcas municipales, ya que hipoteca, entre otros proyectos, la financiación del Polo Nacional de Contenidos Digitales previsto en la antigua Tabacalera. La adaptación del edificio para albergar este centro tecnológico salió a concurso hace un mes por 4,39 millones de euros, de los que 2,7 dependen del convenio con Braser, por lo que los trabajos no se pueden adjudicar mientras no tengan una consignación presupuestaria.

Ante la imposibilidad de afrontar los pagos pendientes, la mercantil solicitó ayer por escrito un aplazamiento alegando que están en negociaciones con los bancos. Desde la Gerencia de Urbanismo afirmaron a este periódico que la petición será estudiada por los servicios jurídicos, aunque remarcando que incluso en el caso de que fuera aceptada no se evita que desde hoy hasta que abonen el canon se les repercutan los intereses correspondientes. En este sentido, también inciden en que el plazo establecido ya expiró el pasado 17 de enero (un mes después de que se le notificara la aprobación del proyecto de reparcelación), aunque el Ayuntamiento dio por bueno el requerimiento que a última hora también presentó la promotora para que se le aplicara al débito la condición de deuda tributaria, por lo que se amplió el margen hasta ayer.

Pese a todo, desde la promotora mantienen su compromiso de sacar adelante el proyecto. «Nuestra intención es atender los pagos a la mayor brevedad, pero nunca dejarlos aparcados porque estamos a punto de cerrar la financiación con los bancos», aseguraba ayer a SUR el responsable de Braser, José Luis López, quien para tratar de disipar cualquier duda sobre la capacidad económica de la compañía para acometer la actuación precisó que «lo que se está cerrando con las entidades financieras no es el pago del convenio, sino la financiación de todo el proyecto, que es mucho más amplia».

Licencia de obras

Según confirmó López, el proyecto de urbanización con las modificaciones requeridas por el Ayuntamiento aún no ha sido presentado, mientras que se está a la espera de recabar todos los informes necesarios para la concesión de la licencia de obras. A los que ya tenían de Bomberos, Aviación Civil y Arqueología se ha sumado recientemente el de Salud para autorizar la piscina prevista en la terraza del hotel y quedaría pendiente el de la Consejería de Turismo para avalar el proyecto.

Ante las dificultades surgidas, el responsable de la promotora reconoce que será difícil empezar los trabajos en el primer trimestre del año, tal y como tenían previsto, pero sí que confía en poder hacerlo en el segundo con el objetivo de que el hotel, que será gestionado por la cadena Vincci, pueda abrir sus puertas a mediados de 2017. Además del establecimiento hotelero, la actuación en Hoyo de Esparteros se completará con un edificio comercial de dos plantas, otro de oficinas que reconstuirá La Mundial -que será derribado- un 'parking' subterráneo de 220 plazas.

 

Fotos

Vídeos