La mediación, la mejor fórmula para resolver conflictos

En su día europeo, las administraciones apuestan por esta labor, ya que supone un ahorro económico, de tiempo y emocional

ALVARO FRÍAS

Hoy se celebra el Día Europeo de la Mediación y las administraciones han aprovechado la ocasión para promover esta forma de resolver conflictos. Responsables de la Junta de Andalucía, del Ayuntamiento y de la Diputación Provincial, así como representantes de los jueces y de la Universidad de Málaga (UMA), han defendido esta labor por sus beneficios, tanto económicos, como de tiempo y emocionales.

El Centro de Arte Contemporáneo ha sido el lugar elegido para celebrar el acto por este día, que ha estado presidido por el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, el consejero de Justicia, Emilio de Llera, el secretario general de la UMA, Miguel Porras, el juez decano José María Páez, y la diputada de Igualdad de la Diputación Provincial, Pilar Conde. De Llera ha apostado por formar a buenos mediadores y dar a conocer su actividad, para que se vean sus beneficios. Además, ha apuntado que esta forma de resolver los conflictos muestra que una sociedad es madura, ya que es capaz de buscar soluciones de forma dialogada.

Por su parte, el alcalde, que ha coincidido con el consejero, ha defendido la mediación como una forma de proceder también para las administraciones y no solo para los ciudadanos. "Actuemos bien, hay que abandonar los recursos en los tribunales para dilatar los plazos", ha añadido.

Una alternativa a los tribunales

La mediación se posiciona como una alternativa a los tribunales de Justicia. El juez decano ha manifestado que los juzgados se enfrentan a una carga de trabajo muy grande, por lo que los magistrados apoyarán cualquier fórmula para resolver los conflictos lejos de las salas de la Ciudad de la Justicia.

Al respecto, Páez ha indicado que ya se están llevando a cabo primeras experiencias en cuanto a la mediación en los juzgados de familia, que han dado unos "resultados magníficos". Por ello, ha apostado por extenderlo a los demás procesos, como los penales.

La idea es que el trabajo de los jueces se dedique a resolver los conflictos en los que no se llegue a un acuerdo a través de la mediación. El decano ha insistido en que para ello hace falta el trabajo de todas las partes implicadas.