Abogados denuncian al TSJA que sufren un trato denigrante en juzgados de instrucción

El conflicto entre abogados y jueces continúa abierto desde el pasado mes de junio./
El conflicto entre abogados y jueces continúa abierto desde el pasado mes de junio.

Afirman que los titulares de media docena de las salas tienen una actitud «irrespetuosa» en numerosas ocasiones con los letrados

ALVARO FRÍAS

El conflicto entre letrados, jueces y fiscales, abierto desde que en el pasado mes de junio el Colegio de Abogados de Málaga denunciase lo que considera malas actuaciones de los otros dos colectivos, aún no ha escrito su último capítulo. En esta ocasión ha sido el máximo representante de la Abogacía malagueña, Francisco Javier Lara, quien ha cargado contra los responsables de media docena de juzgados de instrucción de la capital, a los que ha acusado de mostrar una actitud «irrespetuosa» y de tener un trato «denigrante» en numerosas ocasiones con los abogados.

Así lo ha plasmado en un escrito que la institución ya ha remitido al Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) y al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Se trata de la respuesta de los letrados a las reiteradas peticiones de los organismos judiciales y de sus representantes de que se concretasen cuáles son las malas actuaciones de los magistrados y sus nombres.

noticia relacionada

Lara señala directamente a los Juzgados de Instrucción número 2, 3, 5, 9, 10 y 12 de Málaga, aunque ha insistido en que muchos de los defectos que se detallan pueden trasladarse «perfectamente» a otros juzgados de la capital y de la provincia. Como ya venía denunciando desde junio, el decano de los letrados malagueños ha exigido a los magistrados que tengan un trato correcto y adecuado con los abogados.

Y es que en el escrito se insiste en que los jueces de los citados juzgados, en más de una ocasión, lanzan descalificaciones personales contra los letrados mediante «manifestaciones vejatorias y humillantes», quebrantando así las «más elementales normas de educación y cortesía». Los ejemplos son numerosos, Lara asegura que los abogados están cansados de tener que soportar estas situaciones.

El decano relata hechos concretos y cuenta cómo el titular de un juzgado le llegó a decir a una abogada que no se sabía la ley. «A otro letrado, un juez le espetó durante un juicio que menuda pregunta hacía, que no tenía ni idea. Acabó asegurando que el compañero esta mal asesorando a su cliente», apunta.

Todo ello delante de las personas que los han contratado, explica el máximo representante de la Abogacía malagueña. Junto a ellos precisamente suelen esperar cada vez que tiene lugar un señalamiento doble, algo que no es «inhabitual».

Los abogados vienen criticando esta práctica duramente desde el pasado mes de junio, insistiendo en que se fijan juicios para el mismo día y hora, o dejando un espacio de cinco minutos entre sesiones. En el escrito remitido al TSJA y al CGPJ se recoge que esta forma de proceder provoca que los abogados, al igual que los clientes, los testigos y otros intervinientes tengan que esperar toda la mañana para celebrar el acto judicial. «Esto podría evitarse con un mínimo de interés y de organización», afirma Lara.

Ésta no es la única razón por la que los letrados se quedan esperando en las puertas de las salas. El Colegio de Abogados señala que «es frecuente» que los titulares de los citados Juzgados de Instrucción lleguen con retraso al primero de los señalamientos del día.

Son solo algunas de las situaciones que molestan a los abogados, que explican en su escrito otras deficiencias en el funcionamiento de estos juzgados. Cuando el imputado no se encuentra citado en forma a una vista, aseguran que los magistrados solo acuerdan la suspensión del juicio en la sala. Pero, si por el contrario, es el letrado el que no comparece, aunque sepa que la sesión no se va a celebrar, es «altamente probable que se le abra expediente».

Tampoco valen las situaciones excepcionales para los abogados. Así lo aseguran desde el colegio, a la vez que critican la reticencia de los titulares de los juzgados para decretar una suspensión por causa de enfermedad del profesional.

Lara relata su propia experiencia y afirma que ha tenido que acudir a sesiones con el corsé puesto, después de haber sido intervenido de una hernia y estar convaleciente. «Si todas estas situaciones no son una falta de respeto a los abogados que alguien me lo diga», añade.

Pero la denuncia de los abogados no acaba ahí. En los escritos remitidos al TSJA y al CGPJ se recogen otros aspectos, como que a los letrados se les niegan documentos para defender a sus clientes o que no se suspenden los juicios cuando no acude un testigo citado por ellos (algo que sí pasa cuando es propuesto por Fiscalía). Asimismo, se indica que algunos jueces se muestran «renuentes» a aceptar la renuncia de un letrado y que determinados magistrados presionan a los abogados para que asistan o defiendan a un justiciable que no es su cliente.

Juzgados de Guardia

Una parte especial se dedica a los Juzgados de Guardia. Lara afirma que, como norma general, se cita a todas las personas que tienen que comparecer a primera hora de la mañana. Junto a ellos acuden los abogados, que se ven obligados a permanecer toda la mañana e incluso algunas tardes hasta que llegue el turno de su representado.

El colegio critica que en estas instalaciones, los profesionales no disponen de un espacio adecuado para mantener entrevistas reservadas con sus clientes. Además, apuntan que se infringen derechos constitucionales de personas que soportan una detención policial prolongada sin ninguna causa legal para ello, debido a la práctica no confesada de algunos Juzgados de Guardia de indicar a los centros de detención que realicen una sola conducción al día de los arrestados.

Son toda una serie de críticas que se vuelven a repetir en el tiempo. Lara recuerda que vienen denunciando estas malas prácticas desde el pasado mes de junio y que todavía no se ha hecho nada por solucionarlas. «Todos sabemos lo que está pasando y es una pena que los responsables de los jueces no hagan nada por arreglarlo, dice el decano.

Mientras tanto, el representante de los jueces de la capital, José María Páez, prefiere no hacer declaraciones al respecto y recuerda que es un asunto que se está analizando en el TSJA. En cuanto al presidente de la Audiencia Provincial, Antonio Alcalá, también prefirió no hacer comentarios sobre el asunto.

En la misiva remitida al TSJA y al CGPJ, Lara muestra la disposición del colegio de prestar toda la colaboración que sea necesaria para solucionar y corregir lo que entienden un anormal funcionamiento de la Administración de Justicia. Insiste en que ésta es su única intención.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos