Las familias de los niños que cayeron por una arqueta piden una indemnización a Endesa

Efectivos de Bomberos trabajando en el rescate de uno de los niños./
Efectivos de Bomberos trabajando en el rescate de uno de los niños.

Su abogado dice que ha existido una falta de mantenimiento adecuado y acondicionamiento de la tapa de protección

ALVARO FRÍAS

Las familias de los dos pequeños que a principios de la semana pasada resultaron heridos después de que cediera la tapa de una arqueta de ocho metros y cayeran a su interior han interpuesto una reclamación de daños y perjuicios contra Endesa. A través de un escrito presentado en la delegación en Málaga de la compañía eléctrica, piden que se indemnice a los pequeños por los daños sufridos en el accidente.

Los hechos por los que se interpone esta reclamación tuvieron lugar el día dos de este mes. El primero de los menores montaba en bicicleta junto al Centro Comercial Rosaleda cuando tropezó con una arqueta que se encontraba abierta, quedando colgado del borde de la misma, sin respiración y perdiendo la consciencia, siempre según se explica en los documentos presentados ante Endesa, a los que ha tenido acceso este periódico.

En este caso, el niño se libró de caer al fondo, ya que quedó colgando gracias a unos hierros de la bicicleta, según explicó el letrado de las familias, Francisco Damián Vázquez, de Vázquez Abogados, quien añadió que aún no se ha calculado la cuantía que se pedirá. Esta suerte no la tuvo el segundo de los pequeños, que sí se precipitó hasta el fondo de la arqueta, de unos ocho metros de altura.

En este caso, el menor iba con su madre por la misma zona, cuando de repente cayó en la arqueta, al haber cedido la tapa de hormigón de la misma. El pequeño quedó atrapado en el interior de la galería hasta que los Bomberos consiguieron rescatarlo, siendo trasladado al Hospital Materno Infantil.

noticias relacionadas

Pese a lo aparatoso del accidente, ambas víctimas no sufrieron heridas de gravedad. Vázquez precisó que sufrieron diversos hematomas, así como cortes y contusiones, aunque no hubo que lamentar ningún mal mayor como una fractura.

En el escrito, el abogado insistió en que ha existido una falta de mantenimiento adecuado y acondicionamiento de la tapa de la arqueta por la que los dos niños se precipitaron. Además, hay «falta de señalización, con peligro para los viandantes», por lo que pide que se proceda a la indemnización de los víctimas por los daños sufridos. Aunque la petición se hace expresamente a Endesa, en el documento se recoge que ésta debe ser extensible a otra entidad u organismo que fuese responsable de estos aspectos.

Ahora las familias tendrán que esperar la respuesta a esta solicitud, explicó el abogado, quien apuntó que los padres de los niños están muy agradecidos al alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ya que este se ha interesado desde un primer momento en el estado de salud de los pequeños.

Las reclamaciones

Las reclamaciones por daños y perjuicios son muy comunes, aseguró. Expuso que las caídas en la calle o en edificios públicos y privados ocurren a menudo y que después se llevan a cabo estos procesos para solicitar una indemnización.

En este sentido, Vázquez apuntó que los procesos de reclamación suelen acabar con un buen final para la víctima. «Ha sufrido un accidente por un elemento que no estaba bien y es lo que le corresponde», concluyó.