La directora de Onda Azul deja la campaña del PP tras las críticas de la oposición

Fátima Salmón./
Fátima Salmón.

El PSOE sigue pidiendo la dimisión de Salmón porque ve incompatible dirigir la cadena y «retratarse como autora del argumentario del PP»

PILAR R. QUIRÓSMálaga

No habían pasado ni 24 horas desde que el gran equipo de campaña del PP posara sonriente en el del puerto de Málaga cuando estalló la polvareda. La directora de la televisión municipal Onda Azul, Fátima Salmón, iba a formar parte activa de este grupo que pretende que Francisco de la Torre revalide su puesto como alcalde junto a su equipo en las próximas elecciones municipales.

Las críticas corrían ayer por la mañana por las redes sociales porque a pocos se les escapaba que algo chirriaba: ¿Cómo puede la directora de una televisión pública, a la que se le presupone imparcialidad, formar parte del equipo de campaña de un partido?¿Podría mantener la objetividad cuando entre su cometido estuviese escribir el argumentario con el que el PPse presenta a los comicios?

noticias relacionadas

El primero en tirar la piedra era el edil socialista y secretario de Política Institucional Regional del PSOE, Francisco Conejo, que amagaba a la grande pidiendo la dimisión inmediata de Salmón como gerente porque no se «puede ser juez y parte» y porque resulta «increíble que alguien pueda mantener la objetividad cuando tiene que realizar el ideario de una de las partes;esto no se lo cree nadie». Más suave, pero igual de contundente, el portavoz de IU, Eduardo Zorrilla, consideraba que era «impresentable e insostenible; claramente esto deja en entredicho el pluralismo y la equidad porque la persona que dirige Onda Azul no puede además ser responsable de la campaña de uno de los partidos que concurren a las elecciones».

Seguía la escalada de críticas por la tarde hasta que la gerente de Onda Azul, Fátima Salmón, desistía de formar parte de la campaña del PP animada por algunos dirigentes populares. De nada servía que por la mañana el alcalde Francisco de la Torre no hubiese visto nada anormal en este comportamiento, algo que corroboraba más tarde el portavoz popular Mario Cortés. En un comunicado, Salmón explicaba:«He decidido renunciar a participar en el equipo de campaña de Francisco de la Torre, ya que no quiero perjudicar la imagen de la Radio Televisión Municipal de Málaga y me duele que se cuestione mi profesionalidad», al tiempo que explicaba que en el tiempo que lleva ejerciendo de directora se había demostrado la pluralidad del ente, según el informe emitido por el Consejo Audiovisual de Andalucía.

Pese a la renuncia de Salmón, el PSOEinsistía ya bien entrada la noche en pedir su destitución, algo que volverá a demandar hoy en el consejo extraordinario de Onda Azul en el que se da el visto bueno a las cuentas del año. «De donde se tiene que ir es de Onda Azul, ya que una vez que se ha retratado como parte del PP y autora de su argumentario de campaña, ya no está capacitada para garantizar el buen hacer de una televisión pública», explicaba Conejo, al tiempo que ponía sobre la mesa que cuando se sentase con los partidos para ver la cobertura durante los comicios ya no necesitaría hacerlo con el PP porque iba a ser ella misma quien fijase los contenidos. «Para nosotros Fátima Salmón queda totalmente invalidada para este trabajo», añadió. Por su parte, Zorrilla solo le exigía que dejara una de las dos responsabilidades.

No obstante, el portavoz de IU también criticaba que el director de Comunicación del Ayuntamiento, Jesús Espino, se vaya a dedicar a este mismo menester en la campaña para el PP «porque el suyo es un puesto institucional, incompatible con ser responsable de la Comunicación de uno de los partidos que concurren a las elecciones». A este particular, contestaba el portavoz popular, Mario Cortés:«Espino ostenta una dirección política al igual que los directores de los distritos, y todos trabajamos en el mismo barco».