Costas retoma los trámites para el rescate del astillero Nereo

El proyecto estrella del taller es la reconstrucción del bergantín Galveztown./
El proyecto estrella del taller es la reconstrucción del bergantín Galveztown.

Los concesionarios anuncian una «batalla legal» contra la Demarcación y el Ayuntamiento para preservar sus instalaciones

IGNACIO LILLOMálaga

El expediente de rescate del astillero Nereo, junto a los Baños del Carmen, vuelve a estar oficialmente en marcha. Tras la autorización de la Dirección General de Costas, la Demarcación inició la pasada semana los trámites para la retirada de la concesión, según confirmaron fuentes de este departamento. Se trata de un procedimiento administrativo largo, con un plazo de entre nueve y doce meses, y la compensación a los actuales titulares se ha valorado en un total de 8.518,03 euros. En caso de que este proceso no llegara a término, el plazo de explotación caduca en 2018.

noticia relacionada

La enésima providencia de incoación, fechada el 18 de noviembre y a la que tuvo acceso este periódico, surge de un conflicto entre el organismo estatal y la familia Sánchez-Guitard, que dirige la empresa desde 1970, a causa del diseño del Plan Especial de los Baños del Carmen, aprobado en 2010. En este, se estipula que la conexión con el paseo marítimo de Pedregalejo sólo se puede producir mediante un retranqueo de las instalaciones del astillero. De hecho, Costas ofrece una propuesta de negociación, por la cuál los terrenos afectados en el frontal marítimo podrían pasar al lateral del eucaliptal.

En cambio, los titulares se niegan a negociar esta opción y reclaman que el paseo cruce por el espacio de la escollera que existe actualmente, sin necesidad de tocar su sede. De hecho, el portavoz de la familia, Alfonso Sánchez-Guitard, fue ayer tajante al anunciar una «batalla legal» contra Costas y el Ayuntamiento, al que responsabilizan del diseño urbanístico del futuro paseo: «No nos vamos a quedar quietos, vamos a presentar una batería de recursos a todos los niveles, incluso en la UE, vamos a por todas», aseguró, y aventuró «años de pleitos».

El empresario reiteró que todo se puede solucionar si Costas les permite hacer la solución que el arquitecto Salvador Moreno Peralta propuso para este tramo, con un formato similar al sendero litoral como el que promueve la Diputación, y se ofreció a sufragarlo. Sobre la propuesta de rescate, recordó que ha habido hasta seis intentos anteriores, y espetó: «8.000 euros vale para la Administración el patrimonio marítimo de Málaga, el patrimonio inmaterial de Andalucía y los proyectos que hacemos en colaboración con Estados Unidos. ¿Quiénes son ellos para cargarse el patrimonio histórico?». Por último, reclamó a la Delegación de Cultura de la Junta que se pronuncie sobre «la actividad protegida de carpintería de ribera vinculada al astillero». Y anunció una próxima reunión de la plataforma ciudadana en defensa de este espacio, que aglutina a expertos universitarios y colectivos.