Un carril bici sin ningún mantenimiento

Vista del carril bici del Peñón del Cuervo./
Vista del carril bici del Peñón del Cuervo.

El vial que discurre por la zona del Peñón del Cuervo está muy deteriorado y los ciclistas lo reivindican

JOSÉ MANUEL ALDAY

El carril bici del paraje del Peñón del Cuervo está en pésimas condiciones debido al deterioro sufrido por las inclemencias del tiempo y a la falta de mantenimiento. Por este motivo, la asociación Ruedas Redondas ha organizado para hoy, sábado, un acto reivindicativo para denunciar su abandono por parte de las administraciones y, de paso, para dar a conocer el paraje y las propuestas de esta organización sobre la construcción de un carril bici en la zona. Y es que, según esta asociación, «para los ciclistas es uno de los puntos negros que jalonan el litoral de nuestra ciudad».

Haciendo un recorrido virtual por la zona, Ruedas Redondas denuncia que los ciclistas que circulan por allí «accedemos por un estrecho pasillo entre la autovía y las oficinas del puerto de El Candado y seguimos por un desaparecido carril-bici de albero, con gran pendiente para la mayoría de los ciclo-paseantes, que optan por el camino peatonal empedrado, complicado para las dos ruedas e imposible para las sillas de niños y personas de movilidad reducida». Algo que consideran es más grave aún si se tiene en cuenta que se trata de un tramo que forma parte del GR-92, o sendero de Gran Recorrido por el Mediterráneo. Ruedas Redonda recuerda que la Demarcación de Costas finalizó en 2003 las obras para mejorar 1,3 kilómetros de franja costera en el Peñón del Cuervo, pero las fuertes lluvias que cayeron al poco de terminar estos trabajos los dañaron y arrastraron al mar el albero con constituía el firme del carril bici.

Ante las deficiencias detectadas, en 2006 Costas redactó un nuevo proyecto de mejora del Peñón del Cuervo que no llegó a ejecutarse, así como tampoco se hizo otro elaborado en 2010. «Mientras tanto, la dejadez de las administraciones y sus conflictos de competencias han dejado a su suerte este espectacular paisaje». Una lástima, porque se trata de un bello enclave junto al mar.