Trasmediterránea refuerza la línea de Málaga a Melilla ante la convocatoria del nuevo contrato

El Juan J. Sister hacía hasta ahora la ruta del Melillero./
El Juan J. Sister hacía hasta ahora la ruta del Melillero.

El superferry Sorolla, uno de los más modernos de la flota, sustituirá al Juan J. Sister como nave principal de la línea tras ocho años de servicio

IGNACIO LILLOMálaga

La naviera Trasmediterránea prevé reforzar en las próximas semanas la línea del Melillero con la incorporación del superferry Sorolla, uno de los más modernos de la flota, que sustituirá al Juan J. Sister tras ocho años de servicio. Este gesto se interpreta en el sector como una prueba clara de las intenciones de la compañía de concurrir al concurso que tiene previsto convocar el Ministerio de Fomento en los próximos días para elegir a la operadora que cubrirá las líneas consideradas prioritarias (con financiación estatal), esto es, desde la Ciudad Autónoma hasta la capital malagueña y Almería.

Trasmediterránea ni confirma ni desmiente su intención de presentarse, aunque fuentes de la empresa pusieron de relieve ayer que mantienen «una apuesta firme» por la línea de Melilla, con «vocación de continuidad» y de seguir reforzando las conexiones marítimas de la Península con el Norte de África.

El superferry Sorolla ha operado en Málaga en varios periodos, en sustitución del Juan J. Sister. Es más cómodo y moderno, y sobre todo tiene una capacidad mayor. Dispone de cerca de 2.000 metros lineales de bodega y hasta 1.000 pasajeros, mientras que el actual se reduce a 1.500 metros lineales de carga y 700 viajeros. Este se destinará finalmente al servicio entre Almería y la Ciudad Autónoma.

Según la información dispone en la página web de Trasmediterránea, el nuevo entrará paulatinamente, a lo largo del mes de noviembre, primero en los trayectos desde Melilla hacia la capital costasoleña y finalmente se quedará como único buque.

Las dos líneas mueven una media anual de 25.000 unidades de carga entre la Península y Melilla, para abastecer a la ciudad autónoma de productos perecederos y de todo tipo de mercancías, según los datos aportados por la empresa. Ello supone una cuota de mercado de más del 70% en este segmento. De hecho, el movimiento de camiones, remolques y plataformas es una de las principales líneas de negocio. En torno al 60% se realiza desde Málaga.

Encuentro con el sector

Los operadores de carga de las líneas de Melilla se dieron cita ayer a bordo del Juan J. Sister en el puerto de la capital, en un encuentro con directivos de Trasmediterránea. El capitán del buque, Gregorio Urbistondo, fue el encargado de recibir a los invitados. Por parte de la compañía asistieron su director comercial, José Vicente Herrero; la directora de carga, Carmen Aragón; el delegado de Melilla, José Manuel Vargas y el coordinador de la zona sur-Estrecho, Carlos Labandeira.

«Nuestros clientes están especializados en el transporte de mercancías, tanto perecederas como seca, para suministro de las grandes superficies y otros comercios de Melilla. También en materiales de construcción y maquinaria para obras, y otras mercancías tanto para el consumo interno como para la exportación», señaló José Vicente Herrero. «Muchas de estas empresas son clientes globales de Trasmediterranea, en todas las zonas donde opera la compañía», agregó.