Una calle con peligro en Churriana

Imagen de la señal derribada en la calle Mercedes Formica tras un accidente el martes. /
Imagen de la señal derribada en la calle Mercedes Formica tras un accidente el martes.

Piden la instalación de badenes para contener el exceso de velocidad en Mercedes Formica

JOSÉ MANUEL ALDAY

La calle Mercedes Formica, en la urbanización Jardines de Monsálvez, en Churriana, encierra un peligro que preocupa a los vecinos de esta zona. Y es que por esta calle, que rodea a esta urbanización, no existen señales de limitación de velocidad, apenas hay pasos de peatones y los vehículos circulan por allí demasiado rápido, lo que constituye un peligro constante que provoca frecuentes accidentes. El último sucedió este martes, al chocar un turismo que circulaba por esta calle contra un árbol y un poste que sujetaba un espejo y volcar en medio de la calzada. Por fortuna, y pese a la espectacularidad del accidente, el conductor del vehículo no resultó herido, pero los vecinos de la zona ven con preocupación que este tipo de accidentes sucedan en la calle de forma reiterada.

«Es una calle que tiene una curva pronunciada y en pendiente y los coches van demasiado rápido, de ahí que cada dos por tres se produzcan accidentes», dice Antonio, un residente en la urbanización Jardines de Monsálvez. «Es habitual ver los restos de los espejos retrovisores de los coches en el suelo en ese punto porque al cruzarse los coches se rozan debido a que toman la curva muy cerrada y a una velocidad excesiva».

María José, la presidenta de una de las comunidades de esta urbanización, afirma que la solución a esta situación pasa por colocar señales limitadoras de velocidad en la zona, y sobre todo badenes para conseguir que los vehículos aminoren la velocidad al pasar por allí, algo que asegura «ya habíamos solicitado al Ayuntamiento hace años pero que no se han instalado aún». Eso y unos pasos de peatones, porque la calle apenas dispone de pasos de cebra por donde cruzar. Los vecinos reclaman también una mayor limpieza, «pues con los ciruelos, las aceras están siempre sucias y pringosas».

 

Fotos

Vídeos