Harvard abre sus puertas a las empresas malagueñas Uptodown y Evovelo

Miembros de Uptodown, portal de descargas de software /
Miembros de Uptodown, portal de descargas de software

Las dos firmas pasarán tres meses enla universidad americana gracias a una beca que concede Promálaga

NURIA TRIGUERO

No se puede decir que Harvard sea la meca de la innovación, puesto que en Estados Unidos son varios los lugares que compiten por ese título, entre ellos Silicon Valley, Texas y la mencionada universidad, donde se fraguó, sin ir más lejos, Facebook. Pero de lo que no hay duda es de que Harvard es un buen lugar al que ir si se quiere construir una empresa innovadora. Este otoño, dos emprendedores malagueños van a tener la oportunidad de vivir, aprender y trabajar allí durante tres meses con el objetivo de darle un empujón internacional a sus negocios. Se trata de los representantes de Uptodown y Evovelo, que han sido elegidos para disfrutar de dos becas costeadas por Promálaga, y valoradas en 5.000 euros cada una.

Ayer, tras una reunión virtual entre representantes de Promálaga y Harvard (ambas instituciones firmaron un convenio este verano para convocar estas becas) se comunicó a las mencionadas empresas que han sido elegidas de entre una veintena de candidatos. A partir de ahora seguirán una formación on line antes de trasladarse físicamente a Boston a principios de octubre, donde se alojarán en la residencia para emprendedores Krash. Allí compartirán espacio y recursos con startups y podrán contactar con inversores de la zona. A la vez, seguirán el curso Sustainable Product Design and the Innovation Ecosystem, en la Harvard Extension School.

Las dos empresas elegidas tienen perfiles diferentes. Uptodown es el portal de descargas de software líder en el mercado hispanohablante y atesora una experiencia de diez años que la ha llevado a facturar más de un millón de euros y a gestionar más de 30 millones de descargas al mes. Sus socios son Luis Hernández y Pepe Domínguez. El primero es quien va a trasladarse a Harvard con la firme intención de «transformar la empresa para siempre». «Parece que todo lo que hemos ido haciendo en los últimos años ha confluido para llegar a este momento. Esta beca nos llega cuando más nos hacía falta», afirma Hernández, que se marca varios objetivos para su estancia: incorporar el conocimiento y la metodología de Harvard a su empresa, hacer contactos de todo tipo, pero principalmente con inversores, y aprovechar el curso que incluye la beca para perfeccionar la nueva versión de su producto, que lanzarán en breve. En definitiva, la intención de Uptodown es aprovechar esta inmersión en el ecosistema de innovación americano para dar el salto definitivo de startup a multinacional. «Desde luego, nuestra idea es quedarnos: mantener una presencia física en EE UU cuando acaben estos tres meses».

La otra compañía que disfrutará la beca en Harvard es una startup de reciente creación, Evovelo, que está participando en un programa de aceleración auspiciado por Promálaga. Su objetivo es desarrollar «vehículos diseñados para transportar a personas y mercancías con criterios de eficiencia, sostenibilidad y respeto al medio ambiente». En la universidad americana avanzarán en su prototipo con ingenieros del MIT.