El Colegio de Abogados se enfrenta a los jueces y fiscales de Málaga

Las colas para conseguir un número de atención en el Registro Civil de Estepona se forman desde las seis de la mañana./
Las colas para conseguir un número de atención en el Registro Civil de Estepona se forman desde las seis de la mañana.

La entidad elabora un protocolo para plantar cara a lo que considera malas actuaciones de magistrados y el Ministerio Público: retrasos en conducciones de detenidos, señalamientos de juicios imposibles de cumplir, ausencias de fiscales en juicios donde tienen que estar o faltas de respeto

JAVIER RECIOMálaga

Que la Justicia no funciona como debiera es algo que flota en el ambiente y a lo que se alude en innumerables ocasiones sin base concreta alguna. Sin lo que en términos propios de una sentencia serían los hechos probados. Sin embargo, el Colegio de Abogados se ha encargado de elaborar un informe que recoge toda una serie de irregularidades que merecen que la Administración de Justicia en Málaga sea condenada al menos públicamente con todas las de la ley...que a su juicio incumple. Los problemas se dan en todos los partidos judiciales, aunque son más acuciantes en los pueblos de la provincia. Una de las principales quejas se da con los juzgados de guardia, que en la capital están las 24 horas abiertos y en los partidos judiciales de Málaga suelen estar atendiendo al público hasta la tarde. El reglamento que ordena el funcionamiento de los juzgados de guardia apunta que en los partidos donde hay más de cuatro juzgados, en la mayoría de la Costa del Sol, el horario debe ser partido, de nueve a dos de la tarde y de cinco a ocho de la tarde. Es decir, que aunque se cumpla la norma, no deja de ser llamativo que por ley se instaure un tratamiento desigual entre los habitantes de la capital y de los pueblos. Está claro que hay una justicia de pueblo y otra de capital. La principal queja en los pequeños municipios es que sólo se produce una conducción de detenidos ante el juez de guardia. O sea, que si usted cae detenido a las once la mañana y la conducción de arrestados se ha hecho a las diez, tiene que estar en los calabozos hasta las diez de la mañana del día siguiente, pese a que el atestado esté formalizado un par de horas más tarde. Establece el artículo 17 de la Constitución que la detención no debe durar más tiempo del estrictamente necesario para la realización de las averiguaciones tendentes al esclarecimiento de los hechos. No parece que en estos casos las dilaciones sean por estos motivos, sino por otros meramente organizativos de la oficina judicial. Ante esto, el Colegio recomienda a sus letrados que pidan la inmediata puesta a disposición de los arrestados y que incluso reclamen el habeas corpus, que es una figura jurídica a la que se acude cuando se considera que una detención es ilegal. También se quejan los abogados de que no se les dan los atestados antes de que los arrestados comparezcan ante el juez de guardia, por lo que consideran que se produce indefensión. Por eso apuntan que deben recomendar a sus defendidos que no declaren y que hagan constar que no se han entregado los atestados previamente.

Otro problema que suelen darse en los partidos judiciales de la provincia es la ausencia de los fiscales en determinados asuntos. Por ejemplo, en los temas civiles relativos a menores que deben estar por ley y en los que pese a la obligatoriedad no van. Desde el Colegio de Abogados se pide que se decrete la suspensión de estas vistas en caso de incomparecencia.

Contra los representantes del Ministerio Público también hay una queja especialmente grave del Colegio de Abogados en materia penal. Se apunta que hacen dos calificaciones, una en caso de que haya conformidad y otra bastante más gravosa en caso contrario. La ley establece unos beneficios de reducción de condena en caso de conformidad, pero esos beneficios se aplican desde un determinado punto de partida. La denuncia de los letrados es que muchas veces este punto de partida es muy elevado y se utiliza para ayudar a convencer al acusado para que se conforme con la calificación menor, con lo cual se ahorra la celebración del juicio.

Los abogados también están especialmente molestos con los señalamientos de los juicios. Y hay razones para ello. Enerva a cualquiera, tanto a los letrados como a los acusados, víctimas y testigos de un caso, acudir al juzgado y comprobar atónitos cómo hay fijados para la misma hora dos juicios. O, lo que es más común, fijar en cinco minutos una vista en la que tienen que intervenir 18 personas, como se puede apreciar en la imagen que se se publica en esta página. Obviamente ese juicio no se celebró en tal tiempo y la vista que estaba prevista para las diez no se desarrolló hasta las doce y media. En Estepona o en Fuengirola, según se indica desde el Colegio de Abogados, se cita a todas las partes de todos los juicios rápidos de la mañana a las diez y se van celebrando según sea posible, con lo que muchas personas pasan toda la mañana en el juzgado a la espera de que se desarrolle su vista. Se ve que no se tiene mucho respeto por el tiempo de los demás. El Colegio de Abogados también pone sobre la mesa que en varios casos los jueces no dudan en irse a desayunar pese a que tienen señalado un juicio. Por ello, la Junta de Gobierno del Colegio de Abogados acaba de aprobar un protocolo de actuación para no soportar estos comportamientos. Así, van a recomendar a los abogados esperar quince minutos de cortesía en el primer juicio en el ámbito penal. Después van a recomendar que se vayan si la demora supera los cuarenta y cinco minutos en las sucesivas vistas.

Las quejas no se circunscriben solamente al ámbito de la celebración de los juicios. También se pone en entredicho el funcionamiento de los registros civiles. Con el de Málaga no hay quejas, pero hay algunos en los que se dan una serie de números por la mañana y ya no se atiende más. Es el caso de Estepona. Allí hay colas desde las seis de la mañana, porque las puertas abren a las 8.00 horas y solo dan 20 números. Después, los turnos no empiezan hasta las 10, así que hay mínimo de dos horas de espera... y terminan a las 13.00 horas, por lo que solo está abierto tres horas. Esto ocurre desde que cierran por la tarde, que antes aprovechaban ese horario para trámites rápidos y se despejaban esas cola, según informa leandro Pavón. En Fuengirola, solo se atiende al público dos veces a la semana.

Además de estas incidencias, desde el Colegio de Abogados se recuerda la congestión generalizada que se viven en los juzgados civiles y en los sociales, donde es especialmente grave cuando un caso referido a prestaciones de Seguridad Social y reclamaciones de cantidad se retrasa y afecta a personas que carecen en esos momentos de cualquier tipo de rentas. Los abogados incluso se refieren a las faltas de respeto que sufren por parte algunos jueces.

Javier Lara (Decano del Colegio de Abogados)

«Los fiscales califican a veces sin ver al acusado»

El decano del Colegio de Abogados se muestra muy crítico con los jueces y con los fiscales. En cuanto a los primeros, asegura que es «indignante que se esté privando de libertad más tiempo del debido a los ciudadanos. Cuando el atestado está terminado se debe poner a disposición del juez a estas personas, que no tienen por qué esperar a la conducción del día siguiente. La policía nos asegura que la culpa es de los jueces. Creo que se está produciendo situaciones ilegales en este tema. También demuestran muy poca consideración con los señalamientos».

El representante de los letrados también resalta la falta de presencia de los fiscales durante las declaraciones de detenidos, testigos o peritos. «No tiene sentido que califiquen la actitud delictiva de una persona a la que ni siquiera ha visto la cara, ni ha presenciado lo que dicen los testigos o las víctimas. Es ahí donde se ven los matices para comprobar si se miente o se exagera. La inmediación que se le exige al juez también debería llevarla a cabo los fiscales, pues se califica por los escritos. Se pide una determinada pena a muchas personas a los que ni squiera se le ha visto la cara. Y eso no debería de ser».

José María Páez (Juez decano de Málaga)

«Muchos juicios se retrasan por los propios abogados»

El juez decano de Málaga afirma que no se puede hacer una denuncia de carácter general contra los jueces de la capital. «Eso no es de recibo, se tienen que dar situaciones concretas de mal funcionamiento para después intentar corregirlas». En el asunto de las conducciones explica que en un partido judicial como el de Málaga hay que ordenar la recogida de detenidos de varias comisarías, de ahí que sea lógico que pasen dos veces al día al juzgado de guardia, una por la mañana y otra por la tarde.

«Hay que tener en cuenta que en muchas ocasiones se celebran juicios rápidos, por lo que hay que citar a la víctima y a los testigos, por lo que el detenido no puede ser llevado de forma inmediata a disposición judicial como se quiere en muchas ocasiones». En cuanto a los señalamientos a la misma hora o en intervalos muy cortos, Paéz reitera que por lo general se señalan cada quince minutos. «Algunos terminan antes y en otros son los propios abogados los que tardan más de lo normal, y lo entiendo porque están delante de sus clientes y tienen que justificar su labor. Lo que no comprendo es que esperen dos años a la celebración del juicio y después tengan tanta prisa por el retraso de minutos o de alguna hora el día de la vista». José María Páez apunta que les gustaría celebrar dos juicios al día, pero «eso es imposible, porque no hay ni tantos jueces, ni tantos juzgados ni tantas salas de vista».

Juan Carlos López Caballero (Fiscal jefe de Málaga)

«Deben concretar dónde no acuden los fiscales»

El fiscal jefe de Málaga asegura que mantuvo una reunión con el Colegio de Abogados y que se quedó en que los delegados de los letrados de los diferentes partidos judiciales de la provincia le dirían dónde se producían los problemas de inasistencia de los representantes del Ministerio Público.

«Yo estoy esperando que me lo pasen por escrito. Yo necesito saber si la inasistencia a los juicios civiles donde hay menores es generalizada y entonces saber por qué ocurre esto».

López Caballero apuntó que aún sin saber con exactitud cuáles son las situaciones concretas «es verdad que tenemos un problema de medios». En cuanto a la acusación de que los fiscales no están presentes en las declaraciones, el máximo representante del Ministerio Público en Málaga reitera lo anterior. «Necesito saber dónde se produce eso, porque en las guardias de la capital sí sé que acuden a las declaraciones. Espero que los abogados me digan exactamente dónde se producen esas ausencias para ver cómo podemos solucionarlas», aseveró Juan Carlos López Caballero.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos