Yazmin vio morir a su hija tras estar ambas confinadas en Texas

«Mi hija Mariee y yo huimos de Guatemala buscando asilo en EE UU. Hicimos este viaje porque temíamos por nuestras vidas», declaró Yazmin Juárez ante el subcomité de Derechos y Libertades Civiles de la Cámara de Representantes de EE UU. Los congresistas siguieron con atención -y con lágrimas en el caso de la neoyorquina Alexandria Ocasio-Cortez- el relato de esta mujer que perdió en mayo de 2018 a su niña de 19 meses, después de enfermar en el centro de detención de Dilley (Texas) en el que ambas estuvieron arrestadas.

«Estoy aquí porque el mundo debe saber lo que está sucediendo con tantos niños en las cárceles de detención del ICE», reclamó durante la audienca 'Los niños en jaulas'. El lunes, la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, declaró sentirse «profundamente impactada» por las condiciones de detención de los inmigrantes en EE UU. El Departamento de Seguridad Interna y la Patrulla Fronteriza afrontan fuertes críticas por el hacinamiento, la falta de agua, higiene y acceso a atención médica en la que sobreviven los arrestados.